Público
Público

Arabia Saudí y sus vínculos con algunos de los yihadistas más peligrosos

Mientras insisten en que están combatiendo el terrorismo, las autoridades de Riad permiten que conocidos yihadistas yemeníes que figuran en la lista de terroristas más buscados de EEUU se muevan libremente por Arabia Saudí. 

Publicidad
Media: 4.22
Votos: 9
Comentarios:

Abdulmajid al Zindani, en una imagen de archivo. REUTERS

Al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP), una de las organizaciones yihadistas más activas en el mundo, figura en la lista de los grupos terroristas de la ONU, la UE y EEUU. Sin embargo, algunos de sus líderes más conocidos, que tienen su base en Yemen, se desenvuelven libremente en Arabia Saudí y reciben ayuda financiera y militar de Riad.

Un informe reciente del portal informativo Middleeasteye revela que al menos cinco destacados dirigentes de AQAP que asesoran a los saudíes en la guerra de Yemen figuran en la lista de los terroristas más peligrosos elaborada por el departamento del Tesoro de Estados Unidos.

La situación en Yemen es de guerra total y está agravada por serios problemas relativos a la escasez de alimentos y de medicinas para combatir epidemias. En septiembre de 2014, los houthi tomaron la capital Sanaa y expulsaron al presidente Abd Rabbuh Mansur Hadi, quien buscó refugio en Riad.

Apenas unos meses más tarde, en marzo de 2015, Arabia Saudí y sus aliados en la región empezaron a bombardear Yemen con el apoyo logístico de Estados Unidos y el Reino Unido. Desde entonces la situación se ha deteriorado significativamente, y aunque es cierto que Estados Unidos ha reconvenido a los saudíes en alguna ocasión, no es menos cierto que los americanos proveen el armamento y la logística necesaria para la guerra.

Al menos cinco destacados dirigentes de AQAP que asesoran a los saudíes en la guerra de Yemen figuran en la lista de los terroristas más peligrosos

El yemení Abdulmajid al Zindani, que fue consejero espiritual de Osama bin Laden, se mueve libremente por Arabia Saudí. Estados Unidos lo incluyó en la lista de terroristas más peligrosos en 2004. Washington ha considerado a algunos discípulos de al Zindani como autores de ataques terroristas en todo el mundo, que en el caso de Yemen han causado la muerte de tres ciudadanos americanos entre otros.

Durante sus estancias en Arabia Saudí, Zindani se reúne habitualmente con altos funcionarios y consejeros del monarca. Si por un lado AQAP es una organización que presume de su oposición a la monarquía saudí, ya que la monarquía no es un sistema político propio del islam, en la práctica, las dos entidades mantienen unas relaciones muy próximas que se han estrechado para combatir a los houthi.

Los houthi pertenecen a una rama religiosa vinculada con el chiismo. Riad ha acusado en más de una ocasión a Irán de apoyar a los houthi. Incluso sostiene que hay soldados iraníes combatiendo al lado de los houthi, pero aunque de tanto en tanto Riad ha anunciado la muerte de iraníes en el Yemen, nunca ha aportado pruebas en ese sentido.

Nayif al Qaysi es otro yemení que figura en la lista terrorista de Estados Unidos desde 2016. Al Qaysi ha provisto de dinero y armas a AQAP, según Washington, y se sospecha que el origen de ese dinero y esas armas está en Arabia Saudí, y que sirve para combatir a los rebeldes houthi en Yemen.

Al Qaysi es un personaje que con mucha frecuencia aparece en los canales de televisión saudíes. En un programa de la cadena al Ekhbariya filmado en Riad, se presentó a al Qaysi como un héroe de la “resistencia” y el mismo Qaysi reconoció que los saudíes proporcionan ayuda a AQAP.

Se sospecha que el origen del dinero y armas de Al Qaeda está en Arabia Saudí

Abdel Wahhab al Humayqani es otro destacado miembro de Al Qaeda en la Península Arábiga, que opera desde el puesto de secretario general de al Rashad, un partido que según el departamento del Tesoro de Estados Unidos da cobertura a esa organización terrorista. Al Humayqani ha residido en Arabia Saudí desde hace por lo menos tres años, y es conocido como recaudador de Al Qaeda. Su nombre figura en la lista terrorista de Estados Unidos desde 2013.

Sin embargo, en la lista de demandas que los saudíes y sus aliados hicieron a Catar a principios de junio último para normalizar las relaciones figura el nombre de al Humayqani, que, según esas demandas, actualmente reside en Doha, la capital de Catar, y se pide a este país que sea expulsado de allí. No está claro por qué motivo al Humayqani abandonó Arabia Saudí ni cuándo lo hizo.

De hecho, los saudíes habían presentado hasta hace poco a al Humayqani como un luchador por la libertad del Yemen y como un combatiente contra la influencia de Irán en la región, y su presencia en los canales de televisión saudíes era muy asidua.

La similitud con Siria

Los vínculos que Arabia Saudí mantiene con Al Qaeda en la Península Árabiga recuerdan a los que la misma Arabia Saudí y otros países de la región mantienen con las organizaciones yihadistas que combaten en Siria al gobierno de Damasco. En el caso del Yemen, como en el caso de Siria, el enemigo a batir es Irán y Riad no pone ningún reparo para financiar a esas organizaciones y armarlas.

Otros dos miembros yemeníes de AQAP que circulan libremente por Arabia Saudí son Al Hasan Abkar y Abdallah al Ahdal. El primero figura en la lista terrorista de Estados Unidos desde 2016 pero los saudíes le ayudan a combatir a los houthi. El segundo es conocido por sus actividades de reclutador de miembros de AQAP y actualmente se encuentra en Arabia Saudí.