Público
Público

Argentina denunciará ante la ONU la "militarización" de las Malvinas

Fernández asegura que el envío por parte de Londres de un destructor de la Marina supone "un grave riesgo para la seguridad internacional". Acusa a los británicos de "depredar" el petróleo y los recursos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Argentina denunciará a Reino Unido ante la ONU por la 'militarización' de las islas Malvinas, según ha anunciado la presidenta, Cristina Fernández, quien avanzó que desclasificará un informe secreto sobre el papel de la dictadura militar (1976-1983) durante la guerra por la soberanía del archipiélago.

Fernández señaló que el reciente anuncio de Londres del envío a Malvinas del MS Dauntless, el destructor más moderno de la Marina Real británica, no puede sino interpretarse como una 'militarización del Atlántico Sur', que 'implica un grave riesgo para la seguridad internacional'.

Por ello, anunció que ha instruido al canciller argentino, Héctor Timerman, para que presente una protesta formal ante el Consejo de Seguridad, del que es parte el Reino Unido y la Asamblea de las Naciones Unidas.

'Quiero pedirle al primer ministro (David Cameron) que le dé una oportunidad a la paz y no a la guerra', dijo la presidenta argentina en una discurso transmitido por la cadena nacional de radio y televisión.

Fernández también cuestionó la reciente llegada a Malvinas del príncipe Guillermo de Inglaterra, que realiza tareas de instrucción militar en las islas invadidas por los británicos desde 1833 y cuya soberanía reclama desde entonces Argentina.

Fernández pidió a Cameron una 'oportunidad para la paz'

'Están militarizando el Atlántico Sur una vez más. No podemos interpretar de otra manera el envío de un destructor, inmenso y modernísimo, acompañando al heredero real, que nos hubiera gustado verlo con ropas de civil y no con uniforme militar', dijo la mandataria ante ministros, diplomáticos, representantes de la oposición y excombatientes de la guerra de 1982.

La mandataria acusó a los británicos de 'depredar' el petróleo y los recursos pesqueros de Malvinas 'sin ningún control medioambiental y con el riesgo de un caos ecológico que se puede producir en cualquier momento'.

Destacó que el reclamo argentino cuenta con un amplio respaldo en la región, que quiere preservarse como una zona de paz y 'entiende la potencialidad de lo que le puede pasar'.

No obstante, aseguró que Argentina continuará 'por la vía diplomática' con sus demandas para que Londres se siente a negociar sobre la soberanía de las islas, tal como lo ha dispuesto Naciones Unidas. 'Somos gente que ha sufrido demasiado la violencia. No nos atraen los juegos de las armas y las guerras', afirmó.

Fernández anunció asimismo la desclasificación de un informe, protegido hasta ahora como secreto de Estado,  que juzgaba la actuación de las Fuerzas Armadas durante la ocupación argentina de las Malvinas en 1982 y que fue elaborado por una comisión castrense a solicitud de la Junta Militar que gobernaba el país por entonces. El conflicto bélico dejó 649 víctimas argentinas, tres isleños y 255 británicas.

El anuncio se produce tras el envío a las islas de un destructor por parte de Londres

El denominado 'informe Rattenbach' será analizado por una comisión, que en 30 días determinará si algún contenido del documento no debe revelarse para no comprometer la seguridad interna, la defensa o las relaciones externas del país.

El informe recomendó graves castigos para los responsables de lo que calificó como una 'aventura militar' y, aunque nunca se divulgó su contenido, las filtraciones sobre sus conclusiones confirmaron la responsabilidad de la Junta Militar. 'Ningún acto de la dictadura puede ser valorado o legitimado por haber recibido entonces el apoyo circunstancial de algunos habitantes', dijo Fernández.

El Reino Unido no ha tardado en dar una respuesta.  Londres insistió en que la soberanía de las Malvinas es británica y defendió su presencia militar en las islas. 'Nuestra posición ante este asunto no ha cambiado en todo este tiempo y es bastante clara. Sólo negociaremos la soberanía de las islas si sus habitantes quieran negociarla y eso no ocurre en estos momentos', indicó un portavoz de la Misión del Reino Unido ante la ONU.

El portavoz mostró cautela ante el anuncio de Cristina Fernández y señaló que ahora 'hay que esperar' a ver cómo se producirá, aunque destacó que el Reino Unido ha dejado claro varias veces en la ONU que la soberanía de las islas es británica.