Público
Público

Argentina Macri y Rajoy, una historia de bríos renovados y de embelesamiento mutuo

Después de mantener una gélida distancia durante más de una década, las relaciones entre Argentina y España atraviesan una etapa de intenso acercamiento de mano de sus dos presidentes conservadores, Mauricio Macri y Mariano Rajoy.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 3

Macri y Rajoy, durante la primera visita a España del presidente argentino, en 2017. / REUTERS

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, suele ser bastante comedido en sus declaraciones, pero en lo que toca a España, se desmelena. Lo mostró hace dos años, durante el acto de conmemoración de los 200 años de la declaración de la independencia de Argentina. El mandatario se dirigió al invitado especial del evento, el monarca emérito Juan Carlos, y reflexionó sobre aquellos connacionales que en 1816 “claramente deberían (sic) tener angustia de tomar la decisión, querido rey, de separarse de España”.

En febrero de 2017, el jefe de Estado argentino permaneció durante cinco días en Madrid en la visita oficial más extensa de cuantas ha realizado desde que asumió su cargo en diciembre de 2015. Durante aquel viaje, Macri quedó eclipsado ante la serie de agasajos y cortesías que le brindaron el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y los reyes Felipe y Letizia.

Tal “nivel de afecto” recibió durante su estadía, que el mandatario dudó de quedarse “ahí a vivir para siempre”, según reconoció hace unos días en una entrevista del diario ABC. A propósito de la entonces inminente visita que el presidente de Gobierno español estaba por realizar a Buenos Aires, Macri no pudo evitar su exaltación. “La relación de Argentina con España es la de dos amantes que se han reencontrado”, aseguró.

Atento a la delegación empresarial que acompañaba al líder del PP en su viaje, Macri aseguró en los días previos a la visita de su “amigo” que había sido “un error muy grande” el haber “confiscado” la petrolera YPF a Repsol, que era el dueño mayoritario de la empresa hasta que el Congreso aprobó en 2012, durante el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), una ley que expropiaba el 51% de las acciones de la compañía.

“La relación de Argentina con España es la de dos amantes que se han reencontrado”, llegó a decir Mauricio Macri

A su llegada al país sudamericano, donde permaneció entre el 9 y el 11 de abril, Rajoy se deshizo en alabanzas en torno a las políticas económicas del Ejecutivo argentino, que comparó a las de Gobierno. “Nosotros tuvimos dos años muy malos y luego las medidas empezaron a hacer efecto”, sostuvo el líder del PP al reivindicar los ajustes de Macri.

Durante un encuentro de ejecutivos argentinos y españoles al que asistieron ambos presidentes, Macri anunció el envío de un proyecto de ley al Congreso que permitiría a las telefónicas entrar al negocio de la televisión satelital, un guiño al secretario general de Telefónica, Pablo de Carvajal, integrante de la comitiva empresarial que acompañó en su viaje a Rajoy.

Ciudadanía española a la madre de Macri

Por su parte, el presidente del Gobierno tuvo un gesto que fue muy apreciado por su anfitrión: la entrega del pasaporte español a Alicia Blanco Villegas, madre del dirigente argentino.

La decisión de concederle a Blanco Villegas la nacionalidad española por carta de naturaleza fue tomada durante una reunión del Consejo de Ministros a propuesta del ministro de Justicia, Rafael Catalá, tres días antes de que Rajoy emprendiera su viaje a Argentina, en base a una facultad del Gobierno contemplada en el art. 21 del Código Civil para circunstancias excepcionales.

Macri recibirá a Albert Rivera la próxima semana. En mayo viajará Alfonso Dastis y en noviembre, Mariano Rajoy

El real decreto que explica la decisión de concederle la nacionalidad española a la madre de Macri, "en atención a circunstancias excepcionales", fue publicado este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Un día antes, la senadora de Podemos Sara Vilà le había inquerido al titular de Justicia que fundamentara las razones de esta concesión.

Blanco Villegas es nieta de un español “que trabajó intensamente para acoger y dar facilidades a españoles que en una situación muy difícil emigraban a Argentina hace algunas décadas”, respondió Catalá en su comparecencia en el Senado.

“¿Con qué documentación justifican dichas causas?”, cuestionó la senadora. “Lo que han hecho es un trato de favor y agravio comparativo con respecto a los descendientes de emigrantes españoles. Ustedes saben que no existe ninguna ley que ampare dicha nacionalidad porque los nietos de emigrados españoles no pueden acceder a ella”, a excepción de la ventana que abrió el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero a través de una enmienda de la Ley de Memoria Histórica que estuvo vigente entre 2009 y 2011 para los hijos y nietos de emigrantes y exiliados.

Destino de políticos españoles

Argentina ha sido visitada últimamente por varios dirigentes españoles. En noviembre del año pasado coincidieron el presidente del Senado, Pío García-Escudero, el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Fernando García Casas, y el fallecido fiscal general del Estado, José Manuel Maza, que murió de manera repentina durante su estadía en Buenos Aires.

En mayo se espera la visita oficial del ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, en el marco de una reunión de cancilleres programada para el 21 de mayo en la capital del país sudamericano, que este año oficia de huésped del G20.

Para la cumbre de jefes de Estado que celebrará el organismo entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre, se da por garantizada la presencia de Rajoy.

Pero la visita más acuciante por estos días es la que realizará la semana que viene el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. Aterrizará el martes, y se encontrará al día siguiente con el presidente argentino y con la mano derecha de Macri, el jefe de gabinete de ministros Marcos Peña.

El líder de Ciudadanos también será recibido de manera oficial en la embajada española. Fuentes de la embajada española explicaron a Público que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, no fue invitado a la sede diplomática española cuando viajó a finales de marzo a Buenos Aires porque no informó de su visita de manera oficial.