Público
Público

Ariel Castro se describe como un "depradador sexual" víctima de abusos

El FBI encuentra una carta en su domicilio supuestamente escrita en 2004 en la que describe la captura de las tres chicas a quien tuvo retenidas durante 10 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El FBI ha descubierto una carta en la vivienda de Ariel Castro, acusado del secuestro y violación de tres jóvenes de Cleveland durante una década, en la que afirma que fue vícitma de abusos sexuales en su infancia y en la que describe la captura de sus víctimas.

La cadena de televisión estadounidense CBS publicó en su página web que la carta, supuestamente escrita en 2004, apuntaba a que Ariel Castro contemplaba suicidarse. La carta fue recuperada por el FBI, según CBS, que en los últimos días ha estado registrando la vivienda en la que Castro mantuvo cautivas a Michelle Knight, Amanda Berry y Gina DeJesús, así como a la hija que Berry tuvo durante su cautiverio.

En la carta, Castro relata los hechos más relevantes de su vida, incluidos los supuestos abusos que sufrió a manos de sus padres, así como que uno de sus tíos lo violó cuando era un niño.

'Soy un depradador sexual', escribió Castro en una carta recogida por el FBI La cadena WOIO de Cleveland, que dijo que ha tenido acceso a la carta, señaló que en la misiva Ariel se identifica como 'un depredador sexual' y expresa su necesidad de ayuda. Según WOIO, Ariel Castro también escribió en referencia a sus víctimas que 'están aquí contra sus deseos porque cometieron el error de subirse a un automóvil con un desconocido'.

Medios de Cleveland informaron durante la madrugada de que las autoridades penitenciarias vigilan las 24 horas del día a Castro por temor de que se suicide.

El juez estableció una fianza de 8 millones de dólares para Ariel Castro

Castro permanece encarcelado en la prisión del condado de Cuyahoga, en Cleveland. Según estos medios, un agente vigila constantemente a Castro quien se encuentra sólo en una celda y parece 'abatido'.

Él y sus dos hermanos, Onil y Pedro, comparecieron ayer ante una juez de Cleveland que estableció una fianza de 8 millones de dólares para Ariel y dejó en libertad a los otros dos hermanos. El fiscal anunció además que se plantea solicitar la pena de muerte para Castro.