Publicado: 28.07.2015 11:33 |Actualizado: 28.07.2015 12:08

Grecia y los acreedores comienzan las negociaciones "técnicas" en medio de una fuerte caída del PIB

El corralito y las restricciones bancarias podrían haber hecho caer la economía griega casi un 5%, lo que obligaría al Gobierno de Tsipras a tomar medidas más duras

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El Gobierno griego busca un acuerdo antes del 20 de agosto, cuando deberá hacer frente a otro pago de deuda al Banco Central Europeo. REUTERS

El Gobierno griego busca un acuerdo antes del 20 de agosto, cuando deberá hacer frente a otro pago de deuda al Banco Central Europeo. REUTERS

Las negociaciones entre Grecia y los acreedores internacionales para un tercer rescate han comenzado hoy oficialmente.

Una docena de técnicos de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo, el Mecanismo de Estabilidad Europeo y el Fondo Monetario Internacional han visitado esta mañana la Secretaría General de Contabilidad.

En esta primera etapa se trata de recopilar datos sobre el estado de las finanzas públicas para hacer una nueva evaluación a la luz del impacto que han tenido las restricciones bancarias impuestas hace un mes sobre la evolución financiera.



Tsipras busca un acuerdo antes del 20 de agosto, cuando debe hacer frente a un nuevo pago al FMI

Hay cálculos de la Comisión Europea que parten de la base de que el impacto negativo del corralito sobre la economía obligará a revisar drásticamente las previsiones para el crecimiento económico. En lugar de los cálculos originales que partían de un incremento del PIB en este año del 0,5 %, ahora se prevé una recesión de por lo menos un 4 %.

El Gobierno de Alexis Tsipras quiere intentar cerrar un acuerdo antes del 20 de agosto, fecha en la que vencen nuevos pagos al Banco Central Europeo para los que no hay fondos disponibles.

Tsipras quiere evitar que haya que firmar un nuevo crédito puente para afrontar este pago, lo que sería necesario si no se ha llegado a un acuerdo definitivo, pues este préstamo iría nuevamente vinculado a medidas que deberían aprobarse en el Parlamento.