Público
Público

Arresto en Nueva York de la indignada Naomi Wolf

La Policía detiene a la activista cuando intentaba mediar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El movimiento Occupy Wall Street no se rinde. Después del éxito de las manifestaciones del pasado sábado, sus simpatizantes siguen atrincherados en el parque Zuccotti, pese a la orden de desalojo pendiente desde hace una semana y los enfrentamientos intermitentes con la Policía. Cuentan con el respaldo de los neoyorquinos, que en un sondeo se muestran a favor de la presencia de los indignados.

Esto no implica que a veces no se produzcan momentos de tensión. El martes por la noche, la escritora, activista y colaboradora de Público Naomi Wolf fue detenida cuando trataba de mediar entre una cincuentena de manifestantes y los agentes del orden a las afueras de un evento al que acababa de asistir y que contaba con la presencia del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo. Los indignados se habían reunido para pedir a Cuomo y a los invitados de la gala organizada por The Huffington Post que reconsideraran su negativa a apoyar un 'impuesto para millonarios'. Tras la detención de Wolf, los manifestantes se trasladaron hasta la comisaría donde la activista prestó declaración y fue liberada horas después.

Los manifestantes piden al gobernador Cuomo un «impuesto para millonarios»

Occupy Wall Street, que ha cumplido un mes de protesta en el parque Zuccotti, se está consolidando en la opinión pública. Un sondeo de la Universidad Quinnipiac aseguraba esta semana que los neoyorquinos respaldaban la presencia de los indignados y que el 72% entendía sus reivindicaciones. Incluso los republicanos, que se oponían al movimiento (58%), defendían (73%) su derecho a manifestarse. Y también siguen llegando las celebridades. Ayer por la mañana al despertarse los okupas se encontraron con el actor Alec Baldwin.

El respaldo también se nota por la cantidad de contribuciones individuales, que llegan en su mayoría por internet o a veces en persona. El movimiento cuenta ahora con unos 435.000 dólares, aseguraba uno de sus tesoreros, Darrell Prince. 'Es mucho más de lo que pensábamos', dijo Prince. No es fácil gestionar el dinero, aunque lo más urgente es resguardar a los que duermen a la intemperie ahora que empieza a notarse el otoño. Los indignados gastan unos 1.500 dólares en comidas gratis y han invertido unos 20.000 dólares en ordenadores y cámaras para retransmitir en directo las protestas.

Un 72% de los neoyorquinos dice estar de acuerdo con sus reivindicaciones

Sigue pendiente la orden de evacuación cursada por las autoridades locales y los propietarios de Zuccotti. El alcalde, Michael Bloomberg, está a favor de desalojar al movimiento pero de momento no se atreve por temor a provocar enfrentamientos que podrían aumentar aún más la popularidad de los okupas. 'La Constitución protege el derecho a manifestarse pero no a poner tiendas de campaña', decía ayer Bloomberg.