Público
Público

Asad continúa asediando Homs

Activistas opositores informan que desde la madrugada ya ha habido casi cincuenta muertos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un día más, Homs amanece entre explosiones. Las fuerzas leales al régimen prosiguen hoy con los bombardeos contra el bastión opositor del centro del país, donde ayer murieron al menos 46 personas, según informó la Comisión General de la Revolución Siria. Desde la madrugada hasta esta mañana, ha aumentado el número.

'La electricidad volvió brevemente y pudimos contactar con varios barrios porque los activistas consiguieron cargar sus móviles. Hemos contado 47 muertos desde medianoche', dijo el activista Mohammad Hassan a través de un teléfono por satélite.

Al menos 18 bebés prematuros murieron hoy en un hospital de Al Walid de Homs, bombardeada por las fuerzas del régimen, por el corte de la electricidad en el centro sanitario, informaron los opositores Comités de Coordinación Local y el Consejo Nacional Sirio.

Esta mañana el ejército ataca con artillería los barrios de Al Jalidiya y de Al Bayada, mientras que en Al Inshaat la situación es crítica, ya que las comunicaciones y la electricidad están cortadas y las calles están ocupadas por los tanques de las Fuerzas Armadas. Sin embargo, no se sabe lo que ocurre en algunos distritos porque están totalmente aislados del resto de la ciudad.

Los 'shabiha', como se conoce a los matones del régimen, disparan indiscriminadamente y lanzan bombas de sonido por las calles para atemorizar a los ciudadanos.

En la jornada de ayer murieron 18 niños

Fuerzas blindadas leales a al Asad, avanzan hacia el centro de la ciudad, disparando cohetes y morteros contra los distritos controlados por la oposición, dijeron activistas, un día después de que Rusia dijo que el líder sirio quiere la paz.

Pese a los ataques por tierra y los bomardeos, el Ejército Libre de Siria sigue controlando gran parte de la ciudad y combate calle a calle contra las tropas del Asad.

Ante esta situación, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, pidió a los países que rompan 'con extrema urgencia' sus lazos políticos con el régimen de Asad, como lo han hecho últimamente los de la Unión Europea, del Golfo Pérsico y Estados Unidos. Igualmente, les instó a que tomen acciones 'efectivas' para proteger al pueblo sirio.

Según los opositores, un grupo de agentes de los servicios secretos sirios cruzaron en las últimas horas la frontera con el Líbano para secuestrar a dos ciudadanos de Homs, que habían huido al país vecino.

La Comisión acusó al movimiento chií libanés Hizbulá de haber permitido a los servicios secretos sirios el secuestro y de haber colaborado con ellos.

Anoche, el líder de Hizbulá, Hasan Nasralá, negó que su organización ayude al régimen sirio en la represión de los opositores y denunció que algunos medios de comunicación 'exageran y deforman los hechos', en un discurso televisado.