Publicado: 19.11.2016 21:49 |Actualizado: 19.11.2016 21:49

El asedio a Alepo deja la ciudad con cuatro hospitales paralizados

Estados Unidos señala que los bombardeos se han ejecutado por "fuerzas leales" al régimen de Bachar al Asad, gracias al apoyo de Rusia. La ONU pide atender a los civiles en cuanto ambas partes garanticen el acceso humanitario. 

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Imagen de archivo de Alepo. REUTERS

Imagen de archivo de Alepo. REUTERS

BEIRUT-. Cuatro hospitales del este de la ciudad siria de Alepo (norte), entre ellos el único centro pediátrico de esta parte de la urbe, han quedado fuera de servicio en las últimas 24 horas por los daños causados por los bombardeos del régimen, que mantiene totalmente cercada esta zona rebelde.

El director de una de las instalaciones sanitarias afectadas, el Hospital Quirúrgico Al Bayan, Mahmud Rahim Abu Bakr, dijo a Efe por teléfono que su centro, junto a otros tres más, ha sido blanco de bombardeos y de proyectiles de artillería desde ayer. El Hospital Al Bayan había interrumpido sus actividades esta semana por los ataques, pero ya las había reanudado. Abu Bakr afirmó además que ahora "solo queda abierto el hospital de Al Quds, pero actualmente la zona donde se encuentra está siendo bombardeada".



Uno de los pediatras del Hospital Infantil, identificado como doctor Gaiz, detalló que estaban atendiendo "casos de sofoco y de parada respiratoria aguda debido a la inhalación de gas cloro por un ataque que los pacientes describieron que fue con barriles de explosivos que contenían esa sustancia".

De repente, "dos misiles guiados y con paracaídas atacaron el hospital. Los impactos causaron una destrucción masiva, heridas al personal y el corte de la electricidad. Ante la interrupción del suministro eléctrico, el personal arriesgó sus vidas para salvar a los bebés de las incubadoras", rememoró el facultativo.

E.E.U.U condena los ataques

Estados Unidos condenó hoy los ataques a hospitales y a personal humanitario en Siria perpetrados por "fuerzas leales" al régimen de Bachar al Asad, al tiempo que llamó de nuevo a Rusia a "desescalar la violencia inmediatamente".

"Estamos al tanto de las informaciones de organizaciones internacionales de ayuda sobre que todos los hospitales en el este de Alepo, así como un número de puestos de emergencia, han sido destruidos en ataques de las fuerzas leales al régimen de Asad, lo que ha sido posible gracias a su apoyo más fuerte, Rusia", indicó en un comunicado la asesora de Seguridad Nacional, Susan Rice.

"El régimen sirio y sus aliados, Rusia en particular, cargan con la responsabilidad de las consecuencias inmediatas y de largo plazo que estas acciones han causado en Siria y más allá (de Siria)", añade el comunicado de la Casa Blanca.

La ONU dispuesta a atender a civiles

La ONU destacó que el asedio del este de Alepo, junto con el fuerte control que grupos armados ejercen en esa zona, han hecho que los civiles necesiten de forma urgente protección y asistencia humanitaria. La organización internacional afirmó que está dispuesta a atender a esos civiles, tan pronto como ambas partes garantice un acceso humanitario.

Es "imperativo", señalan sus responsables, que todos los bandos muestren su acuerdo a ese plan para permitir un acceso "inmediato, seguro y sin trabas" para proporcionar apoyo al este de Alepo y a otras partes de Siria. Asimismo, hicieron un llamamiento a los contendientes para que protejan a los ciudadanos y la infraestructura civil.