Publicado: 24.04.2014 12:44 |Actualizado: 24.04.2014 12:44

El asedio de Kiev a los prorrusos de Slaviansk deja cinco muertos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La llamada "operación antiterrorista" de Kiev contra los prorrusos en el sureste de Ucrania ha dejado al menos cinco muertos en la ciudad de Slaviansk este jueves. "En el choque armado murieron cinco terroristas", dijo el Ministerio del Interior ucraniano en su web.

El parte oficial añade que efectivos de las Fuerzas Armadas de Ucrania destruyeron tres puestos de control montados en la parte nororiental de Slaviansk por "formaciones armadas ilegales" en referencia a los milicianos prorrusos. Según Interior, en los combates resultó herido un miembro de la policía.

El Ejército, con cuatro vehículos blindados, llegó a la zona desde Sviatogorsk, ciudad que el miércoles el Gobierno ucraniano dio por "liberada". Aparte de los enfrentamientos, la recuperación del puesto, cerca de la localidad de Jrestishche, se produjo sin disparos. Los periodistas de la agencia Reuters presentes en la zona aseguran que los grupos prorrusos aparentemente se fueron antes de la llegada de los militares.

Slaviansk, con cerca de 120.000 habitantes, es el bastión de la sublevación prorrusa contra el Gobierno instaurado en Kiev que estalló hace casi tres semanas en las regiones surorientales de Ucrania, de mayoría rusohablante. "Estamos rodeados. (...) Tenemos suficiente fuerza para ofrecer resistencia", aseguró en declaraciones al canal ruso Rossía 24 el alcalde de Slaviansk y líder de las milicias populares locales, Viacheslav Ponomariov. Un corresponsal del medio informó desde el lugar de los hechos de que varios acorazados ya han entrado en Slaviansk.

El Gobierno ucraniano anunció la víspera que reanudaba la operación antiterrorista contra las formaciones armadas en el sureste del país. La decisión fue adoptada por el presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov, después del hallazgo en Slaviansk del cadáver de diputado de la asamblea municipal de Górlovka, Vladímir Ribak, que pertenecía al partido Batkivschina (Patria), la mayor formación de la coalición que gobierna en Kiev.

Este jueves, el embajador ruso ante la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), Andréi Kelin, ha tachado de violación de los acuerdos de Ginebra el reinicio de la operación. "Es una violación flagrante del acuerdo de Ginebra, cuya primera cláusula señala que todas las partes deben abstenerse de cualquier forma de violencia, intimidación y provocaciones", dijo Kelin desde Viena a la agencia Interfax en una conversación telefónica. Agregó que "de hecho, lo que sucede ahora y lo que hace Kiev, al enviar su contingente allí (a Slaviansk) y que ahora entra en el centro de la ciudad, son precisamente las acciones que violan flagrantemente los acuerdos de Ginebra" que buscan reducir la tensión entre las autoridades ucranianas y las milicias prorrusas.