Público
Público

Asesinado el embajador de EEUU en Libia tras un ataque contra el consulado de Bengasi

Un grupo de gente atacó el consulado de Bengasi horas después del asalto contra la embajada de estadounidense en El Cairo. Se desconoce si el diplomático estaba dentro del complejo en el momento de la agresión o si fue sorpr

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El embajador estadounidense en Libia, Chris Stevens, y otros tres funcionarios murieron la pasada noche tras un ataque con cohetes contra el consulado en la ciudad de Bengasi, capital de la revuelta rebelde contra el régimen de Muamar Gadafi.

Por el momento no ha quedado aclarado si Stevens se encontraba dentro de la legación diplomática durante el asalto, que se produjo horas después de que un grupo de personas quisieran tomar la embajada de Egipto en protesta por una película crítica con la vida de Mahoma. El viceministro de Interior Wanis al-Sharif culpó del atentado a 'grupos leales al régimen'.

La agencia Reuters cita a un oficial libio que asegura que el embajador estaba siendo trasladado 'a un lugar seguro cuando fue atacado por varios hombres armados'. Otra versión distinta la aporta la cadena qatarí Al Yazira, que asegura que Stevens murió asfixiado por inhalar el humo que provocaron las explosiones. El canal árabe también asegura que hay otros dos funcionarios heridos.

EEUU no confirmó ninguna de las dos hipótesis y por el momento se ha limitado a confirmar la muerte de su personal en Libia. El presidente, Barack Obama, condenó los ataques y aseguró que ha dado 'la orden de proporcionar a nuestro personal en Libia todos los recursos que necesiten y de aumentar la seguridad de todos nuestros diplomáticos en el mundo [...] EEUU rechaza cualquier intento por denigrar las creencias religiosas de los demás, pero todos debemos manifestarnos en contra de la violencia sin sentido que ha acabado con la vida de nuestros funcionarios'.

Horas antes, en un comunciado, la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, condenó 'en los términos más enérgicos el ataque contra nuestra misión en Bengasi. Mientras trabajamos para resguardar la seguridad de nuestro personal e instalaciones, hemos confirmado que uno de nuestros oficiales del Departamento de Estado resultó muerto'.

Tras el ataque, Obama se compromete a reforzar la seguridad de su personal diplomático en Libia 'con todos los medios necesarios'

Clinton también criticó los intentos de justificar el acto de violencia: 'Estados Unidos deplora cualquier esfuerzo intencional de denigrar las creencias religiosas de otros. Nuestro compromiso con la tolerancia religiosa data de los comienzos de nuestra nación', señaló.

'Que quede claro: nunca hay justificación alguna para actos de violencia de este tipo. A raíz de los sucesos de hoy, el Gobierno de EEUU trabaja con nuestros países socios en todo el mundo para proteger a nuestro personal, nuestras misiones, y a los ciudadanos estadounidenses en todo el mundo', puntualizó Clinton. El cuerpo de los fallecidos fue trasladado hasta Trípoli desde donde serán repatriados a EEUU.

Horas antes se había producido un hecho similar en El Cairo, donde cerca de 3.000 manifestantes salafistas asaltaron la embajada de EEUU.

La película en cuestión fue producida por el director israelí Sam Bacile, que está en paradero desconocido. En una conversación telefónica con la agencia Associated Press, Bacile calificó de 'cáncer' al islam y que obviamente esperaba que su película tuviera algún tipo de repercusión. 'Lo siento por la embajada', dijo.

Según el director, su objetivo ahora es montar una serie de 200 horas sobre el mismo tema.