Público
Público

Asesinado a tiros el embajador ruso en Turquía

Andréi Karlov recibió varios disparos durante la inauguración de una exposición en Ankara. El atacante, un policía turco de 22 años, fue abatido después de proferir gritos en alusión a Alepo y a la intervención militar de Rusia en Siria. La Policía ha detenido a los padres y a la hermana del supuesto asesino.

Publicidad
Media: 3.92
Votos: 13
Comentarios:
Imagen tomada instantes después del ataque. - AFP

Imagen tomada instantes después del ataque. - AFP

MADRID.- Andréi Karlov, embajador de Rusia en Turquía, ha muerto tiroteado este lunes mientras inauguraba una exposición de fotografía en el centro de Ankara. 

Karlov tuvo que ser hospitalizado de urgencia tras ser alcanzado por entre cuatro y cinco disparos. A los pocos minutos falleció a consecuencia de las heridas sufridas. "Calificamos lo ocurrido como un atentado terrorista", declaró la portavoz del Ministerio ruso de Exteriores, Maria Zakharova.

El atacante fue abatido por las fuerzas de seguridad turcas apenas unos instantes después del ataque. Se trata de un policía de 22 años que llevaba dos y medio en las fuerzas antidisturbios pero que estaba fuera de servicio, según confirmó el ministro de Interior de Turquía, Süleyman Soylu. Las fuerzas de seguridad turcas han detenido a seis personas, entre ellas, el padre, la madre, la hermana y el compañero de piso del supuesto asesino. 

El sospechoso, identificado como Mevlüt Mert Altintas, nació en la ciudad de Soke, en la provincia de Aydin, y se graduó de la escuela de policía de Esmirna (oeste del país) en 2014. Accedió al Centro de Arte Contemporáneo de la municipalidad de Cankaya, en Ankara, donde se inauguraba la exposición, vestido como un guardia de seguridad, con un traje oscuro, camisa blanca y corbata negra.

En el vídeo que se muestra a continuación se aprecia el momento del ataque. ATENCIÓNLas imágenes pueden herir la sensibilidad del lector:

Según las imágenes del suceso, el asesino, tras realizar varios disparos por la espalda contra Karlov, comienza a realizar gritos en alusión a Alepo, Siria y a la intervención militar de Rusia en el país árabe, donde ha luchado junto al Gobierno contra los rebeldes sirios. "¡No se olviden de Alepo, no se olviden de Siria. A menos que nosotros estemos todos seguros, ustedes tampoco sentirán seguridad. ¡Vuelvan, vuelvan! Todos aquellos que comparen esta opresión y tortura pagarán por ello", exclama el hombre.

"Sólo la muerte me llevará de aquí", concluye en turco, después de gritar varias veces "Alahu Akbar" (Dios es Grande, en árabe), así como otras frases en árabe, antes de ser abatido. La exposición había sido convocada por la embajada en un centro cultural en la capital y había sido anunciada una semana antes, según el diario Hurriyet, que incide en que los escoltas del embajador no suelen acompañarle a este tipo de actos públicos.

Un periodista del mismo rotativo que se encontraba en el lugar del ataque relató que el agresor primero disparó al aire y a continuación apuntó contra el diplomático ruso. Karlov, de 62 años, ejercía el cargo de embajador ruso desde julio de 2013 y antes había encabezado la delegación en Corea del Norte (2001-2006).

El asesinato se produjo en víspera de las consultas en Moscú entre los ministros de Exteriores y Defensa de Rusia, Turquía e Irán sobre el conflicto sirio. En este sentido, el alcalde de Ankara, Melih Gokcek, consideró que el objetivo del ataque era enfrentar a Rusia y Turquía. "Sin duda alguna, este atentado aspira a echar a perder las relaciones entre Rusia y Turquía", declaró a la cadena NTV.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, aseguró que el asesinato del embajador ruso en Ankara busca torpedear las buenas relaciones con Turquía y el arreglo pacífico del conflicto en Siria: "El crimen es, sin lugar a dudas, una provocación destinada a abortar la normalización de las relaciones ruso-turcas y torpedear el proceso de paz en Siria".

El presidente ruso, Putin, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, sellaron el pasado 9 de agosto las paces tras más de medio año de estancamiento en sus relaciones por el derribo de un avión de guerra ruso por un caza turco en la frontera con Siria. El ataque fue condenado inmediatamente por Estados Unidos, la OTAN, la Unión Europea, Naciones Unidas y por los Gobiernos de países árabes como Irak, Egipto y Siria. 

Un hombre abre fuego ante la embajada de EEUU en Ankara

Agentes de seguridad detuvieron, por otra parte, a un hombre que abrió fuego esta madrugada ante la embajada de Estados Unidos en Ankara, situada a cien metros del lugar del asesinato de Karlov. El atacante fue detenido por el personal de seguridad de la embajada estadounidense y el incidente no causó víctimas. El agresor disparó con una escopeta de caza y gritó: "Juro en nombre de Dios, no juguéis con nosotros", informa Efe.

La prensa local leal al Gobierno turco acusa a la CIA (la estadounidense Agencia Central de Inteligencia) de estar detrás del ataque contra el embajador ruso.

Estados Unidos anunció el cierre de su embajada y consulados en Turquía durante este martes, tras los ataques. La embajada estadounidense en Ankara y los consulados de Estambul y Adana, en el sur del país, permanecerán inactivos durante todo el día. Irán también ha anunciado el cierre de su embajada y consulados y recomienda a sus ciudadanos no viajar a Turquía, según informó el periódico Cumhurriyet.

La embajada iraní en Ankara y los consulados en Estambul, Trabzon y Erzurum, en el norte y en el este del país, también permanecerán cerrados durante todo el martes.