Publicado: 01.11.2013 22:10 |Actualizado: 01.11.2013 22:10

Asesinan a dos neonazis de Amanecer Dorado en Atenas

Todo apunta a un acto de venganza por la muerte en septiembre del activista de izquierdas Pavlos Fyssas a manos de un ultraderechista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dos neonazis, miembros de Amanecer Dorado, murieron asesinados este viernes en Atenas. El asesinato, ante una oficina del partido ultraderechista en las afueras de la capital, apunta a un acto de venganza por la muerte del activista de izquierdas Pavlos Fyssas a manos de un neonazi.

Las dos víctimas, de 22 y 26 años, fueron abatidas desde una motocicleta en la que iban dos personas, informó la brigada antiterrorista, que ha lanzado una operación de búsqueda.

Medios locales precisaron citando a la Policía que el ataque se perpetró con todas las reglas de una ejecución, con un arma de nueve milímetros y con disparos dirigidos a corta distancia directamente a a la cabeza. Una de las víctimas recibió además impactos en el tórax. El ministro de Sanidad, Adonis Yeoryiadis, señaló en declaraciones a una cadena de televisión privada que la tercera víctima, un hombre de 27 años, se encuentra en estado de suma gravedad. Según informaciones policiales citadas por los medios, uno de los hombres murió en el acto y el segundo camino del hospital.

Si bien no hay confirmación oficial de que se haya tratado de un ajuste de cuentas, los indicios parecen apuntar en dirección a esa hipótesis. El portavoz de Amanecer Dorado, Ilias Kasiriadis, afirmó inmediatamente después del crimen que las dos víctimas eran miembros del partido. El propio ministro de Orden Público, Nikos Dendias, apuntó indirectamente a la posibilidad de un ajuste de cuentas por el asesinato en septiembre pasado de Pavlos Fyssas por un militante de Amanecer Dorado.

"No puede permitirse que el país se convierta en un escenario de ajustes de cuentas por cualquier cosa", indicó el ministro en un comunicado. Por su parte, el portavoz del Gobierno, Simos Kedikoglu, en una escueta reacción ante las cámaras, aseguró que "los asesinos, sean quien sean y provengan de donde provengan, serán perseguidos sin piedad y con una sociedad unida". Dimitris Papadimulis, portavoz del grupo parlamentario del principal partido de la oposición, el izquierdista Syriza, afirmó que "quienes sean los autores del asesinato ejecutado por profesionales hoy, las víctimas son la democracia y el país".

Para Amanecer Dorado no hay duda de que se trató de un acto de venganza por la muerte de Fyssas, y en un comunicado, el partido neonazi aseguró que fue "un golpe a ciegas en que los criminales tenían la intención clara de ejecutar a cualquiera que se encontrase ante la oficina de Amanecer Dorado". El partido aseguró que ha pedido protección policial porque había recibido amenazas.

El pasado 18 de septiembre, el rapero antifascista Pavlos Fyssas fue asesinado tras presenciar con su novia y amigos a un partido de fútbol en un bar del extrarradio de Atenas. Tras ser perseguido por un grupo de supuestos militantes neonazis, ante la indiferencia de un grupo de policías allí estacionados, un hombre descendió de un vehículo y apuñaló a Fyssas causando su muerte.

El asesino fue detenido poco después y puesto a disposición judicial y se encontró material relacionado con Amanecer Dorado en su hogar, además de llamadas a varios dirigentes de la organización neonazi, lo que sirvió para abrir un proceso contra el partido. Desde entonces, seis diputados han sido imputados como miembros de una presunta "organización criminal", y tres de ellos se encuentran en prisión preventiva, incluido su líder, el exmilitar Nikolaos Mijaloliakos.

Además, el Parlamento ha aprobado una ley hecha a medida de Amanecer Dorado que permite cortar la financiación pública de un partido si la quinta parte de sus diputados o miembros del órgano central estás involucrados en actividades criminales.