Publicado: 21.09.2016 10:19 |Actualizado: 21.09.2016 10:19

Una joven muere apuñalada en una concurrida calle de Nueva Delhi
ante la indiferencia de la gente

Las imágenes de una cámara de seguridad muestran a un hombre bajarse de una bicicleta y acercarse a la chica de 21 años de edad, a la que apuñala en reiteradas ocasiones y después la golpea en la cabeza con una piedra cuando yace inmóvil en el suelo.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Las imágenes de una cámara de seguridad muestran a un hombre bajarse de una bicicleta y acercarse a la chica de 21 años de edad, a la que apuñala en reiteradas ocasiones y después la golpea en la cabeza con una piedra cuando yace inmóvil en el suelo. EP

Las imágenes de una cámara de seguridad muestran a un hombre bajarse de una bicicleta y acercarse a la chica de 21 años de edad, a la que apuñala en reiteradas ocasiones y después la golpea en la cabeza con una piedra cuando yace inmóvil en el suelo. EP

MADRID.- Una joven ha muerto este martes en la capital de India, Nueva Delhi, tras ser apuñalada más de 25 veces en medio de la indiferencia de la gente que paseaba por la calle, lo que ha desatado una oleada de indignación en el país.

Las imágenes de una cámara de seguridad muestran a un hombre bajarse de una bicicleta y acercarse a la joven, identificada como Karuna, de 21 años de edad, a la que apuñala en reiteradas ocasiones y después la golpea en la cabeza con una piedra cuando yace inmóvil en el suelo.



El presunto asesino, Surender Singh, de 34 años, ha sido detenido por la Policía, según ha informado la cadena de televisión india NDTV.

La familia de Karuna ha afirmado que denunció hace cinco meses a Singh por acosar a su hija. La Policía ha argumentado que no actuó porque ambas familias "alcanzaron un compromiso".

"El hombre acosó a mi hermana durante mucho tiempo. Presentamos una denuncia, tras lo que se calmó, hasta ahora", ha lamentado su hermano.

La reacción de los viandantes ha sido duramente criticada en las redes sociales, ya que sólo unos pocos se acercaron, pero posteriormente dieron marcha atrás, mientras que
otros miraron y siguieron caminando durante la agresión.