Público
Público

La Asociación de Prensa Extranjera en Israel denuncia violencia policial contra periodistas

Los hechos ocurrieron el sábado durante una sentada cerca de la Puerta de Damasco, para expresar solidaridad con unos 1.500 presos palestinos en huelga de hambre en prisiones israelíes desde hace dos semanas.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

Manifestantes se disfrazan de presos palestinos y soldados israelíes durante protestas el 17 de abril de 2017 en la ciudad de Gaza en apoyo a la huelga de hambre de los prisineros palestinos encarcelados en Israel / REUTERS (Mohammed Salem)

La Asociación de Prensa Extranjera en Israel ha condenado hoy "en los términos más enérgicos" el comportamiento "agresivo" e "injustificado" de agentes de la Policía israelí con reporteros gráficos extranjeros que trataban de cubrir una manifestación en Jerusalén Este.

"La policía golpeó y empujó a los periodistas y en un caso utilizó un arma para golpear la mano de un fotógrafo de Reuters, causando lesiones que requirieron tratamiento en el hospital", dice un comunicado de la conocida como FPA, que también reúne a los profesionales extranjeros que cubren el territorio palestino.

"La Policía de Fronteriza también utilizó caballos para cargar contra los fotógrafos y camarógrafos sin previo aviso, lo que causó heridas a un fotógrafo de la AFP mientras huía de la escena", prosigue.

Los hechos ocurrieron el sábado durante una sentada palestina cerca de la Puerta de Damasco, en la parte ocupada de Jerusalén, para expresar solidaridad con unos 1.500 presos palestinos en huelga de hambre en prisiones israelíes desde hace dos semanas.

Según el Sindicato Palestino de periodistas, 13 profesionales resultaron heridos como consecuencia de la intervención policial israelí.

La FPA destaca en su nota que hace ya tiempo que viene advirtiendo de la actuación violenta de los agentes israelíes para con los profesionales de la información y que "es hora de que el Ministerio de Seguridad Interna tome medidas" y "establezca directrices mucho más estrictas para garantizar que se eviten lesiones graves y, potencialmente, peores resultados".