Público
Público

Assange ironiza sobre el apoyo de Obama a la Primavera Árabe

El fundador de Wikileaks critica a EEUU por defender la libertad de expresión en Oriente Próximo mientras "persigue" a Wikileaks

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El caso de Julian Assange se ha colado en la ONU durante un acto organizado por el Gobierno de Ecuador. El fundador de Wikileaks ha aprovechado el altavoz de Naciones Unidas para denunciar la persecución política que asegura estar sufriendo y las torturas y vejaciones a Bradley Manning, el soldado estadounidense acusado por Washington de haber filtrado miles de documentos secretos.

'El tiempo de las palabras se ha terminado. Ha llegado la hora de que EEUU cese la persecución a Wikileaks, a nuestra gente y a nuestras fuentes', dijo Assange a través de videoconferencia desde la Embajada ecuatoriana en Londres donde lleva refugiado tres meses a la espera de un salvoconducto para poder abandonar Reino Unido. Asimismo, el australiano volvió a reclamar garantías tanto a Londres como a Estocolmo de que no será extraditado a Estados Unidos, país donde ha sido declarado 'enemigo de Estado'. 

Assange también tuvo palabras contra Barack Obama. El australiano criticó al presidente estadounidense por apoyar la libertad de expresión en Oriente Próximo, mientras que al mismo tiempo 'persigue' a su organización. 'Debe haber sido una sorpresa para los jóvenes egipcios que se lavaron los gases lacrimógenos estadounidenses de sus ojos (durante la primavera árabe) haber escuchado que EEUU apoya el cambio en Oriente Próximo', declaró Assange.

'El tiempo de las palabras se ha terminado. Ha llegado la hora de que EEUU cese la persecución a Wikileaks'

Por su parte, el Gobierno ecuatoriano aprovechó la ocasión para abrir la puerta a acudir a la justicia internacional. 'Si después de un tiempo razonable los diálogos políticos y diplomáticos no avanzan, no nos quedará otra alternativa más que recurrir a las instancias judiciales, a la Corte Internacional de Justicia de La Haya', afirmó el ministro de Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño, quien en todo caso no quiere fijar plazos ni ponerse una 'camisa de fuerza'.

Patiño se reunirá con su homólogo británico, William Hague, a partir de las 10:00 horas (14:00 GMT) en un hotel de la Gran Manzana, donde volverá a estar encima de la mesa el salvoconducto que pide Quito para que Assange pueda abandonar Londres. El canciller ecuatoriano confía en que el diálogo con su homólogo británico sea 'constructivo' y adelantó que presentará a Hague una copia de un acuerdo de extradición firmado por ambos países hace 142 años en el que reconocen que no se puede extraditar a un ciudadano si una de las partes cree que hay motivaciones políticas.

'No tienen otra alternativa. Qué quieren, ¿que el señor Assange esté quince años confinado en nuestra sede diplomática?', se preguntó Patiño, quien dijo que 'ni los dictadores de América Latina se atrevieron a poner en duda' la figura del asilo político' y confió en que Londres termine entrando en razón.