Publicado: 22.08.2015 10:01 |Actualizado: 22.08.2015 13:46

El atacante del tren francés estaba fichado por terrorismo y residía en España

Ayoub El Kahzzani, un marroquí de 26 años, disparó en el interior del vagón hiriendo a dos personas antes de ser reducido por dos marines estadounidenses que viajaban en él.

Publicidad
Media: 2
Votos: 2
Comentarios:
Policías belgas en la estación de trenes de Bruselas.- REUTERS

Policías belgas en la estación de trenes de Bruselas.- REUTERS

PARIS.- El hombre que ayer hirió gravemente en un tren Thalys Amsterdam-París a dos militares estadounidenses que consiguieron reducirlo al verlo cargar un arma, ha sido trasladado este sábado a la sede de la Subdirección Antiterrorista de la Policía (Sdat) en las afueras de París. Ayoub El Kahzzani, un marroquí de 26 años, residente en España y fichado por terrorismo, abrió fuego en el interior del tren hiriendo a dos personas antes de ser reducido por los marines y, posteriormente detenido en la estación de Arras.

Según la cadena BFM TV, la identidad del detenido se corresponde con la de un hombre que era objeto de una ficha de los servicios secretos franceses de tipo S por vinculación posible con grupos terroristas.

Esta ficha fue elaborada, informa el canal, porque España, donde residió el sospechoso entre 2013 y 2014, había informado a Francia del seguimiento de que había sido objeto, en particular por ser asiduo de una mezquita considerada integrista.

Según los primeros elementos de la investigación, el tirador subió al tren de alta velocidad en Bruselas cargado con bolsas en las que tenía dos armas automáticas (un fusil kalashnikov y una pistola), nueve cargadores y varias armas blancas.

Pocos minutos después, unos militares estadounidenses que estaban de permiso e iban también de pasajeros, se abalanzaron sobre él al comprobar sus intenciones criminales. Lograron reducirlo pero uno de ellos recibió un tiro en el pecho y resultó herido muy grave. El segundo, también grave, tiene cortes por arma blanca.



Francia y Bélgica, convencidos de que era una ataque terrorista

Los hombres que ayudaron a desarmar al presunto terrorista Anthony Sadler, Aleck Sharlatos y Chris Norman, posan con las medallas que recibieron por su valentía en un restaurante en Arras, Francia.-REUTERS

Los hombres que ayudaron a desarmar al presunto terrorista Anthony Sadler, Aleck Sharlatos y Chris Norman, posan con las medallas que recibieron por su valentía en un restaurante en Arras, Francia.-REUTERS

El ministro francés de Interior, Bernard Cazeneuve, ha calificado hoy de "terrorista" al detenidoy ha añadido que podría tratarse de un islamista radical. El primer ministro belga, Charles Michel, ha calificado el tiroteo de "ataque terrorista", aunque las autoridades francesas, que priorizan esta tesis, son más prudentes al determinar la naturaleza del ataque porque "no está establecida con certidumbre", según Cazeneuve.

No obstante añadió que si es realmente El Kahzzani, España había advertido a Francia en febrero de 2014 de que era un islamista radical, antes de trasladarse a vivir a Bélgica en 2015.

"La amenaza que afrontamos es muy elevada", dice Francia

Eso llevó a la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI, los servicios secretos franceses) a registrarlo en sus archivos con una ficha S de personas con vinculaciones potenciales con grupos terroristas, para el caso de que entrara en Francia.

Actualmente se encuentra en los locales de la Subdirección Antiterrorista de la Policía Judicial (Sdat) en las afueras de París, donde puede ser interrogado hasta el martes por la tarde antes de ser presentado ante un juez con vistas a su imputación.

Al salir del baño

El pasajero francés, que iba al baño de su vagón, se encontró allí con el agresor que salía con su kalashnikov. Intentó neutralizarlo pero el presunto terrorista disparó. Entonces intervinieron los militares estadounidenses que forcejearon con él hasta neutralizarlo en el suelo y atarlo.

En el forcejeo, uno de ellos resultó herido de arma blanca y otro pasajero, un franco-estadounidense, recibió una bala perdida en el cuello.

Cazeneuve señaló que ya no se teme por la vida de estos dos heridos: el primero fue trasladado de urgencia en helicóptero ayer hasta un hospital de Lille, mientras que el militar estadounidense, ingresado inicialmente en Arras, iba a ser transferido también a Lille.

El titular de Interior señaló que ha dado la orden a todos los prefectos del país (delegados del Gobierno) de que se extreme la vigilancia en las estaciones de tren, pero también en los metros, los tranvías y otros transportes públicos, de acuerdo con las directrices del plan antiterrorista Vigipirate, reforzado desde los ataques terroristas de enero en París.

Igualmente explicó que se mantiene en "contacto permanente" con sus homólogos de los países con los que Francia tiene conexiones ferroviarias directas, y que los servicios secretos están coordinados.

"La amenaza que afrontamos es muy elevada", como el Gobierno lo ha repetido en los últimos meses, advirtió Cazeneuve, que aseguró que para hacerle frente "nuestra movilización es total".

La Fiscalía belga ha abierto hoy una investigación sobre el ataque y ha convocado al Consejo de Seguridad Nacional para abordar la situación.