Publicado: 24.08.2015 17:23 |Actualizado: 24.08.2015 17:27

El atacante del tren de Francia vendía droga cuando vivía en Madrid

Con apenas 19 años de edad, Ayoub El Khazzani, trapicheaba con hachís en Lavapiés.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Ayoub El Khazzani, el autor del ataque del pasado viernes en el tren de alta velocidad Thalys. AFP

Ayoub El Khazzani (a la derecha ), autor del ataque del pasado viernes en el tren de alta velocidad Thalys. AFP

MADRID.- Ayoub El Khazzani, el autor del ataque del pasado viernes en el tren de alta velocidad Thalys cuando circulaba entre Amsterdam y París, dedicó parte de sus años como residente en Madrid al menudeo de droga. Por ello fue condenado al menos a seis meses de cárcel tras vender hachís a un menor de edad, según la sentencia dictada por un Juzgado madrileño.

Los hechos ocurrieron el 25 de mayo de 2009 en la plaza Agustín Lara del barrio madrileño de Lavapiés, cuando El Khazzani contaba con apenas 19 años de edad (el próximo 3 de septiembre cumple 26). El joven, nacido en la ciudad marroquí de Tetuán, se acercó para venderle droga a otro chico aún más joven que él, tanto como que era menor de edad.



Así lo relata la sentencia dictada en 2012, tres años después, por el Juzgado de lo Penal número 8 de Madrid, si bien precisa que "no resulta probado que el acusado conociera que el comprador era menor de edad". En concreto, su 'cliente' tenía 17 años y El Khazzani llegó a darle una parte de los más de siete gramos de hachís que se le incautaron en el momento de su arresto. En aquella época se pagaban casi cinco euros por cada gramo de hachís.

Un agente de policía vestido de paisano, que procedió a su detención, pilló al presunto terrorista con 25 euros encima aparte de la droga que solía vender.

Ayoub El Khazzani vivió siete años en España

Hijo de Mohamed y Zahara, Ayoub El Khazzani vivió siete años en España, primero en Madrid y posteriormente en Algeciras, en el barrio de El Saladillo. Durante sus años en la capital residió en la Travesía de los Cabestreros, número 9 (4º-1), muy cerca de su lugar de operaciones.

En situación de libertad provisional se presentó en el juicio celebrado el 4 de diciembre de 2012 por la acusación de un delito contra la salud pública. El Khazzani negó los hechos, admitió que estaba en Lavapiés aquel día, pero dijo no conocer al comprador. Sobre los siete gramos de droga, alegó que eran para consumo propio.

Condenado en España por un delito contra la seguridad vial

Otra circunstancia fueron los tres años transcurridos entre los hechos y el juicio, un "extremo que incide en las circunstancias personales del culpable, respecto del que no se alega la alteración de la conducta delictiva desde la ya lejana fecha de perpetración del hecho".

Aquella sentencia no se hizo firme hasta dos años después, concretamente en marzo de 2014. Para entonces El Khazzani ya había vivido un tiempo en Algeciras y se había trasladado a Francia, según creen los expertos en la lucha antiterrorista que le sometieron a seguimientos debido a su carácter yihadista radical.

Ya era tarde para cuando el Juzgado de Ejecuciones Penales número 7 de Madrid dictó contra él una orden de detención y puesta a disposición de la Justicia del condenado en una resolución dictada el 21 de julio de 2014 a la que ha tenido acceso Europa Press.

Además de su relación con el trapicheo de drogas, El Khazzani también fue condenado en España a 40 días de trabajos en beneficio de la comunidad por un delito contra la seguridad vial, han informado a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista. Según estas mismas fuentes, cumplió un programa en el CIS del Algeciras (Cádiz) entre el 26 de septiembre y el 24 de octubre de 2013, sin incidencias.