Público
Público

Domingo de Ramos El Estado Islámico ataca dos iglesias coptas en el norte de Egipto y deja 43 muertos

Más de 118 personas han resultado heridas en dos atentados suicidas en los templos cristianos de Tanta y Alejandría.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:

Un agente de seguridad investiga la iglesia copta de Tanta, Egipto. EFE/EPA/Khaled Elfiq

Al menos 43 personas perdieron la vida y más de 118 han resultado heridas en dos atentados suicidas al norte de Egipto. 

En un primer ataque contra el templo de San Jorge, en la ciudad de Tanta, a 120 kilómetros al norte de El Cairo, 27 fieles perdieron la vida y 77 resultaron heridos cuando participaban en una misa con motivo de la celebración del Domingo de Ramos, que marca el comienzo de la Semana Santa.

Poco después, otro atentado contra la catedral de San Marcos, en la ciudad costera de Alejandría, causó la muerte a otras 16 personas y heridas a 41, según indicó el Ministerio de Sanidad egipcio en un comunicado.

El Estado Islámico se ha atribuido sendos ataques, que se producen 20 días antes de la visita del papa Francisco, que tiene previsto desplazarse a Egipto los próximos 28 y 29 de abril en su primer viaje a Oriente Medio.

Una explosión sorprendió a los fieles dentro de la iglesia de Mar Guergues (San Jorge, en árabe) en Tanta, según informó la televisión pública. 

Este bombardeo coincide con la intensificación de los ataques del grupo afín al Estado Islámico en Egipto contra los cristianos, amenazándolos con mensajes enviados a sus fieles.

En febrero, familias de cristianos huyeron en masa de la provincia de Egipto del norte del Sinaí después de que el EI iniciara una serie de asesinatos.

"Una escena de carnicería"

Los testigos oculares de la explosión, ocasionada por un terrorista suicida, describieron "una escena de carnicería".

"Hubo una gran explosión en el vestíbulo, el fuego y el humo se propagó por todo el edificio y las consecuencias fueron extremadamente graves", dijo Vivian Fareeg a Reuters por teléfono.

"Había sangre por el suelo y se veía partes del cuerpo dispersas", dijo otra mujer cristiana que estaba dentro de la iglesia.

El presidente Abdel Fattah al-Sisi y el primer ministro Sherif Ismail visitarán el lugar de los hechos, mientras que Al Sisi se reunirá con el Consejo de Defensa Nacional, informaron las noticias estatales.

Agentes de seguridad investigan la iglesia copta de Tanta, Egipto. EFE/EPA/Khaled Elfiq

Tanta ya sufrió un ataque a principios de este mes. Como consecuencia, un policía murió y 15 resultaron heridos después de que una bomba explotara cerca de un centro de entrenamiento policial. 

Horas después, otro artefacto explotó frente a la catedral cristiana copta de San Marcos de Alejandría, donde murieron 27 personas y otras 41 resultaron heridas. Según un comunicado citado por la televisión estatal, entre las víctimas mortales se encuentra un oficial que intentó detener al suicida.

Una de las supervivientes de la explosición en la iglesia copta de Tanta, Egipto. REUTERS/Mohamed Abd El Ghany

Sendos ataques reflejan un cambio de dirección en las tácticas del EI, que ha llevado a cabo durante años un conflicto en la península del Sinaí contra soldados y policías, dirigiéndose a civiles cristianos y ampliando su alcance a la parte continental de Egipto.

La comunidad cristiana egipcia ha estado en el punto de mira de los grupos yihadistas después de que éste se extendiera a través de Irak y Siria en 2014, atacando sin piedad a las minorías religiosas. En 2015, 21 cristianos egipcios que trabajaban en Libia fueron asesinados por el Estado islámico.

Los coptos han hecho frente a los ataques regulares de vecinos musulmanes, que queman sus hogares e iglesias en las zonas rurales más pobres.