Público
Público

Un atentado suicida deja al menos 70 muertos en Mogadiscio

El ataque, perpetrado contra un complejo de edificios gubernamentales, ha sido reivindicado por la milicia islamista Al Shabab, vinculada a Al Qaeda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al menos 70 personas han muerto y otras 50 han resultado heridas en un atentado suicida con un camión bomba contra un complejo de edificios gubernamentales en Mogadiscio, Somalia. La milicia islamista Al Shabab, vinculada a Al Qaeda, ha reivindicado el ataque.

'Hemos recogido 65 cadáveres y otras 50 personas han resultado heridas, de las que cinco murieron después de ser trasladadas al hospital', afirmó el director del servicio de ambulancias de Mogadiscio, Ali Muse Mohamud. 'La escena es horrible. Nuestras mentes no pueden aceptar ver estas cosas, es traumático', añadió.

La mayoría de los muertos son estudiantes que habían acudido al complejo atacado -donde tienen sus oficinas la misión de paz de la Unión Africana y tres ministerios del Gobierno Federal de Transición de Somalia (TFG, en inglés)- a examinarse o a cursos que se imparten en estos edificios. Miembros de la Administración somalí también han perdido al vida.

'Nuestras mentes no pueden aceptar ver estas cosas, es traumático'

Al Shabab había amenazado con perpetrar atentados contra instalaciones gubernamentales tras retirar a la mayoría de sus combatientes de Mogadiscio a principios de agosto. 'Por deseo de Dios, los muyahidines han planificado y llevado a cabo satisfactoriamente un ataque sagrado sobre los ministerios del Gobierno apóstata', asegura la milicia en un comunicado. 'El ataque se ha cobrado cientos de vidas del que se hace llamar Gobierno', sentencia.

Un reportero de Reuters ha relatado que decenas de personas con quemaduras se dirigieron a pie a un hospital cercano y la Policía está tratando de evacuar a más estudiantes atrapados en el interior de los edificios dañados. La agencia Efe ha constatado 36 cadáveres, todas ellas civiles, excepto tres soldados del Ejército somalí, y el que sería el terrorista suicida, cuyo cuerpo calcinado estaba a la entrada del complejo de edificios.

Las Fuerzas de Seguridad del Gobierno somalí y la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) han movilizado numerosos efectivos para ayudar a retirar los cuerpos del lugar del suceso y llevar a los heridos al hospital, así como para tratar de normalizar la situación en los alrededores del edificio.

Somalia vive una permanente guerra civil y carece de Gobierno efectivo de 1991

Hassan Ali Osman, de 36 años, guarda en las oficinas del Departamento de Investigación Criminal (CID, por sus siglas en inglés) y que resultó herido en el ataque, aseguró que vio como un camión de marca UD llegaba hasta la entrada del complejo y explotaba. 'Había dos hombres en el camión. Uno de ellos saltó del vehículo y el otro, el conductor, dirigió el camión hasta la puerta y luego explotó', aseguró Osman.

Esta es la segunda vez que los estudiantes se han visto entre las víctimas de un atentado perpetrado por Al Shabab. En diciembre de 2009, los fundamentalistas atacaron un hotel en Mogadiscio en el que se celebrara una ceremonia de graduación, en el que murieron cuatro ministros del Gobierno de Transición, tres periodistas, cuatro médicos y 29 estudiantes.  

Al Shabab, que aún domina buena parte del sur de Somalia, anunció entonces que optaría por una guerra de guerrillas, como certifica el ataque de hoy, en vez de por el enfrentamiento directo que practicaban hasta entonces. La milicia lucha contra las tropas del internacionalmente respaldado Gobierno somalí y las de AMISOM para instaurar en la región un estado musulmán de corte wahabí.

Somalia vive una permanente guerra civil y carece de un Gobierno efectivo desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país en manos de señores de la guerra tribales, milicias islámicas y bandas de delincuentes armados. A ello, además, hay que sumarle la situación de hambruna que sufren seis regiones del país y que afecta a unas cuatro millones de personas.