Público
Público

Aumentan a 41 los fallecidos por el doble atentado de Estambul

Hay 155 heridos, en su mayoría policías antidisturbios que vigilaban el estadio donde apenas dos horas antes se jugaba un partido de la liga turca. El grupo armado 'Halcones de la Libertad de Kurdistán' ha reivindicado el ataque. 

Publicidad
Media: 2.40
Votos: 5
Comentarios:

Instantes posteriores al ataque terrorista en las inmediaciones del estadio del Besiktas, en Estambul.- REUTERS

ESTAMBUL.-  El ministro del Interior de Turquía, Süleyman Soylu, anunció este domingo que los fallecidos por el doble atentado de anoche en Estambul han aumentado a 41 y hay 155 heridos. Por su parte, el ministro de Sanidad, Recep Akdag, dijo que había 155 heridos hospitalizados, de los que 14 se encontraban en cuidados intensivos.

Soylu afirmó también que de los 38 fallecidos, 30 son policías. "Tenemos 38 muertos: 30 policías, siete civiles y la identidad de una persona todavía tiene que ser determinada", declaró el ministro del Interior en una rueda de prensa en Estambul. 

El grupo armado 'Halcones de la Libertad de Kurdistán' (TAK) se responsabilizó este domingo del ataque terrorista. El grupo asumió la autoría del ataque en un mensaje difundido a través de la agencia de noticias prokurda Firat y señaló que los atentados fueron cometidos por dos personas en "una acción de sacrificio" y que el objetivo no era la población turca sino la policía.

El grupo armado se presenta como una escisión radical del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda de Turquía, y se ha atribuido diversos ataques y atentados especialmente cruentos desde 2004. Antes de este anuncio del TAK, el gobierno ya había anunciado el arresto de 10 personas por su vinculación con el coche bomba que estalló en las inmediaciones del estadio del club de fútbol Besiktas. "Tenemos información sobre cómo sucedió y cómo se organizó, pero no podemos decir más porque las operaciones están en curso", había señalado el ministro del interior. 

Poco antes, el viceprimer ministro turco, Numan Kurtulmus, también había dicho que los indicios apuntaban a la autoría del PKK. Kurtulmus aseguró que el objetivo eran las fuerzas de seguridad y que en el coche bomba se utilizaron al menos 300 o 400 kilos de explosivos.

Reconstrucción

El primer ataque tuvo lugar sobre las 19.30 GMT, cuando un coche bomba estalló cerca de un vehículo de transporte de la policía antidisturbios situado frente al estadio del Besiktas. Unos 45 segundos más tarde, un suicida se hizo explotar en medio de un grupo de policías en el cercano parque de Maçka.

Las dos deflagraciones ocurrieron unos 90 minutos después del final del partido que disputó el Besiktas con el Bursaspor, cuando los espectadores ya habían abandonado el recinto.

El presidente turco Tayyip Erdogan, en un comunicado oficial, declaró que se trata de un ataque terrorista que tenía por objetivo "causar el máximo daño posible a policías y civiles".

El ministro turco de transportes declaraba en su cuenta de Twitter que podría tratarse de "un atentado terrorista" registrado alrededor de las 20.30 horas —hora peninsular española— y que ha causado de inmediato un enorme revuelo en las redes sociales, a través de las cuales se han compartido fotografías de fuego y columnas de humo ante el estadio.

Soylu, que se desplazará de Ankara a Estambul, ha indicado que la gran mayoría de las víctimas son policías y que todavía no se tienen datos concretos sobre los fallecidos. Según el ministro, un coche bomba estalló cerca de una furgoneta de las fuerzas especiales de la policía, ubicado cerca del estadio donde algo más de una hora antes se había disputado un partido del Besiktas contra el Bursaspor. 


"Era como el infierno, las llamas subieron hasta el cielo, estaba bebiendo té en el café junto a la mezquita", ha explicado Omer Yilmaz, testigo de la deflagración, en unas declaraciones recogidas por Reuters. "La gente se agachó debajo de las mesas, las mujeres comenzaron a llorar, los aficionados al fútbol que bebían té en la cafetería buscaban refugio, era horrible", ha añadido Yilmaz, que trabaja como limpiador en la cercana mezquita de Dolmabahce, directamente al otro lado de la carretera de el estadio.

A través de Twitter algunos testigos han ido compartiendo vídeos de los instantes posteriores a la detonación:


Un gran número de ambulancias han acudido al estadio, donde la policía está tomando medidas de seguridad. Algunos rumores no confirmados de tiroteos en zonas cercanas, atribuidos luego a la propia policía, han sembrado el pánico en Estambul.

El estadio de Besiktas se halla a apenas 500 metros de la céntrica plaza de Taksim, donde se ubican numerosos hoteles, también en estado de máxima alerta.

En estas imágenes, difundidas a través de Youtube, se puede apreciar el momento de la detonación durante una de las entrevistas en zona mixta tras el encuentro de fútbol.

Fikret Orman, presidente del Besiktas, presenció en directo este sábado el partido entre el Real Madrid y el Deportivo de La Coruña desde el palco del Santiago Bernabéu, lugar en el que se enteró de la potente explosión registrada en las inmediaciones del estadio de fútbol de su equipo en Estambul.