Público
Público

Dos atentados contra milicianos pro Gobierno causan 47 muertos en Irak

Los ataques estaban coordinados y tenían como objetivo efectivos de las Sahwa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 47 personas murieron este domingo en dos atentados suicidas en las cercanías de Bagdad y en Al Qaim, ciudad del oeste de Irak, cerca de Siria. La inmensa mayoría de las víctimas eran miembros de las Sahwa, milicias suníes progubernamentales que luchan contra los insurgentes de Al Qaeda. Las autoridades iraquíes también confirmaron más de 40 heridos.

Eran las ocho y media de la mañana (dos horas menos en la España peninsular) cuando un kamikaze hizo estallar los explosivos que llevaba encima en la entrada de una base militar de Al Balesim, muy cerca de Bagdad. El terrorista iba disfrazado de militar y muchos miembros de las Sahwa estaban haciendo cola para cobrar su sueldo. 'Había más de 85 personas delante de la base cuando un hombre se acercó a nosotros. Un soldado intentó detenerlo y se hizo explotar', narró un superviviente. Al menos 43 personas perdieron la vida en este ataque.

Un líder local de las Sahwa, Mohamed Al Anbari, apuntaba a una traición: 'No había ningún extraño entre nosotros'. Las milicias también fueron el objetivo de otro atentado suicida en Al Qaim, a unos 340 kilómetros al oeste de la capital de Irak. Otro kamikaze se autoinmoló en la oficina de los Sahwa de la zona. Al menos cuatro personas murieron dos milicianos y dos policías y otras seis resultaron heridas, informaron fuentes policiales.

Las autoridades iraquíes no informaron de la autoría de los ataques, pero los milicianos de las Sahwa suelen ser objetivos habituales de la insurgencia. El pasado 3 de abril, un comando de Al Qaeda, también disfrazado de militares, asesinó a 25 milicianos en un pueblo cerca de Bagdad.

Las Sahwa son milicias suníes creadas en octubre de 2006. Se trata de antiguos militantes de la insurgencia que solían luchar junto a Al Qaeda contra Estados Unidos. Coordinados por las fuerzas estadounidenses, los milicianos pasaron bajo mando iraquí en enero de 2009. Sus efectivos alcanzan en la actualidad unas 94.000 personas.

Junto a los militares y a los policías, las Sahwa son uno de los blancos privilegiados de la insurgencia. Sus miembros se han quejado en varias ocasiones ante el Gobierno de Bagdad que se sienten abandonados por las autoridades.