Público
Público

Atropello Seis heridos en un atropello en Newcastle durante los festejos de final del Ramadán

Aunque no se han establecido aún las causas, las autoridades descartan que se trate de un acto de terrorismo. Entre los heridos hay tres niños.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 4
Comentarios:

fotograma del lugar, momentos después del atropello de Newcastle / Twitter

Seis personas, entre ellas tres niños, resultaron heridas hoy al ser atropelladas por un coche que se subió a la acera fuera de un polideportivo donde se celebraba la festividad musulmana del Eid al-Fitr, en la ciudad inglesa de Newcastle.

Una mujer de 42 años ha sido detenida y es interrogada por la Policía de Northumbria en relación al suceso, que no se considera "terrorismo", informó el comisario adjunto del cuerpo, Darren Best.

"Lo que hemos podido establecer es que la mujer de 42 años había estado celebrando Eid con su familia, se metió en su coche y ha colisionado con seis personas en la multitud", dijo el mando policial.

"No tenemos indicios que sugieran que hay ningún vínculo con el terrorismo, pero esta es una colisión grave con múltiples víctimas y llevamos a cabo una exhaustiva investigación para averiguar las circunstancias del trágico accidente", añadió.

Las seis personas heridas han sido trasladadas al hospital, donde dos de los niños están en cuidados intensivos y un adulto está en la unidad de traumatología, mientras que el resto están "graves pero no en estado crítico", señaló el agente.

Best explicó que la Policía del condado fue alertada a primera hora de la mañana de que "un coche había colisionado con transeúntes" a las puertas del Westgate Sports Centre en Newcastle, donde se celebraba la festividad musulmana de Eid al-Fitr, que marca el fin del Ramadán.

En ese momento "había un alto número de personas en la zona" que participaban en las celebraciones, algunas procedentes también de una cercana mezquita.
El comisario adjunto señaló que actualmente hay "patrullas extra" de policía en la ciudad para "responder preguntas" y "atender cualquier inquietud" de los ciudadanos.

El pasado 19 de junio se produjo en Londres un ataque contra personas de religión musulmana, cuando el británico Darren Osborne causó un muerto y una decena de heridos al atropellarles con una furgoneta cerca de la mezquita de Finsbury Park, en el norte de la ciudad