Público
Público

Auge del extremismo religioso en el seno del Ejército israelí

Varios generales piden al Gobierno que vigile la influencia de los rabinos "para proteger al país"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Diecinueve generales de la reserva del Ejército israelí enviaron el domingo por la noche una misiva al titular de Defensa, Ehud Barak, y al jefe del Estado Mayor, Benny Gantz,instando al Gobierno israelí y a los responsables del Ejército a que acaben con el extremismo religioso que campa a sus anchas entre sus filas y que refleja una tendencia creciente en el conjunto de la sociedad del país.

En la carta, de la que ayer se hizo eco el diario Haaretz en su portada, los generales mencionan una serie de acontecimientos en los que recientemente se ha observado la distorsión religiosa dentro del Ejército, como el boicot de ceremonias por parte de soldados varones porque en esos actos había mujeres militares que cantaban.

Según muchos rabinos, y no sólo los más religiosos, que gozan de una influencia creciente entre los militares, los hombres no pueden escuchar el canto de las mujeres, pues la voz femenina les incita al pecado. En los últimos meses, se han celebrado numerosas ceremonias de este tipo que han sido boicoteadas por soldados varones, conforme a la guía de sus rabinos, algo que los firmantes ven con preocupación porque rompe la unidad del Ejército y refleja una disposición que claramente va a más.

Entre los firmantes hay exjefes de la Fuerza Aérea y de la Fuerza Naval, así como un gran número de generales del Ejército de Tierra que pretenden atajar unas formas de coacción religiosa que parecen inevitables. Se da la circunstancia de que en las últimas reuniones del Estado Mayor ha habido alrededor de un 40% de oficiales que lucen kipá, el solideo con el que los judíos religiosos se cubren la cabeza, una tendencia que ha experimentado un auge significativo en los últimos años y que era desconocida en las primeras décadas del Estado judío.

Los generales indican que han firmado la carta como resultado de su preocupación por la orientación religiosa, así como 'para preservar la fuerza del Ejército, para proteger al país y para preservar los valores democráticos fundamentales de la sociedad israelí'.

Sin embargo, es inevitable que una tendencia que se da cada vez con mayor intensidad en el conjunto de la sociedad israelí encuentre eco dentro de las Fuerzas Armadas. Un escueto comunicado del Ejército lamentaba anoche que la carta se haya filtrado a la prensa antes de ser discutida en el seno del Ejército, pero evitaba comentar su contenido.