Público
Público

Aumenta el misterio acerca de la ausencia de Hugo Chávez

Su hermano gana importancia ante la enfermedad del presidente venezolano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hugo Chávez desata en Venezuela pasiones de unos y odios de otros. Pero todos, oficialistas y opositores, coinciden en algo: no pueden hacer política sin él. Transcurridos 19 días de la operación de urgencia en La Habana, el secretismo en torno a la enfermedad del presidente del país se mantiene igual que el primer día. Ni un solo parte médico, ni una sola aparición en la televisión.

'Se encuentra estable y recuperándose', esgrimió Iris Ochoa, ministra para las Comunas y Protección Social. 'Debemos tener confianza en que el líder está fortaleciéndose y de que necesita un tiempo para recuperarse', vaticinó Ochoa, sólo 24 horas después de que el propio Chávez llamara por teléfono a la dirección nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) para 'dar instrucciones de una manera enérgica'.

Una llamada telefónica, narrada por Cilia Flores, primera vicepresidente del PSUV, que sabe a muy poco comparado con la omnipresencia de Chávez en los medios durante los 12 años y medio que lleva en el poder: más de 4.000 horas de discursos y charlas televisadas, 2.200 cadenas nacionales (emisiones obligatorias para todos los canales) y cientos de Aló, presidente, su famoso programa de los domingos. 'Nos ha dicho que amor con amor se paga', remató Flores.

'Es un nido de alacranes, se han desatado los demonios'

Un amor que no se deja ver estos días en el seno del PSUV, según ha desvelado José Albornoz, líder de Patria Para Todos (PPT), antiguo aliado de Chávez. 'Es un nido de alacranes, se han desatado los demonios', alertó. La aparición en escena de Adán Chávez, hermano mayor del presidente y gobernador de Barinas, ha aumentado las especulaciones sobre lucha interna dentro del PSUV. Chávez radicalizó el debate al plantear la posibilidad de la lucha armada frente a la lucha electoral.

'La cantidad de rumores que se han tejido sobre la salud del presidente se han generado bajo la responsabilidad del Gobierno', denunció Ramón Aveledo, secretario de la opositora MUD. Y el Gobierno se defiende en boca de su ministro de Comunicación, Andrés Izarra, acusando a los medios de difundir 'tergiversaciones y mentiras'.

Una segunda pregunta marca y marcará estos días la agenda política del país: ¿cuándo regresa Chávez a Caracas? En los círculos gubernamentales se mantiene el 5 de julio (celebración del bicentenario de la Independencia y Cumbre de Jefes de Estado) como fecha tope, aunque la mayoría apuesta por el próximo fin de semana. Incluso ha trascendido que se están acondicionando pisos del hospital militar Carlos Arvelo, en Caracas.

'Será un regreso triunfal', apostó Henrique Capriles, gobernador de Miranda y favorito para medirse a Chávez en la contienda presidencial de 2012. 'Quiero enfrentar al actual presidente, bueno y sano', insistió. 'Con Chávez, todo; sin Chávez, nada', repetía el ministro Diosdado Cabello, delfín del líder bolivariano. Una consigna arraigada en el chavismo, pero que el actual laberinto político se ha encargado de desmentir, para construir otra más ajustada a los hechos: con Chávez, todo; sin Chávez, también Chávez.