Publicado: 31.08.2015 16:01 |Actualizado: 31.08.2015 16:01

Austria retiene en la frontera con Hungría un tren con 300 refugiados

Las autoridades aseguran que se devolverá a Hungría a aquellas personas que hayan iniciado el trámite de solicitud de asilo en ese país, el resto irá a Viena en trenes de cercanías y quienes quieran podrán seguir hacia otros países.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Una mujer y su hija, a bordo de un tren con refugiados, en la ruta desde Budapest, Hungría, a Viena, Austria.- REUTERS

Una mujer y su hija, a bordo de un tren con refugiados, en la ruta desde Budapest, Hungría, a Viena, Austria.- REUTERS

VIENA.- Un tren con cerca de 300 refugiados que salió esta mañana de Budapest se encuentra retenido en la frontera con Austria, donde se decidirá qué personas podrán pasar a solicitar asilo a la república alpina.

El portavoz de la Policía austríaca Roman Hahslinger confirmó la retención del tren por razones técnicas. "Las autoridades húngaras nos avisaron anoche de que hoy íbamos a tener más llegadas de refugiados de lo habitual", dijo Hahslinger.

Explicó que en la frontera se devolverá a Hungría a aquellas personas que hayan iniciado el trámite de solicitud de asilo en el país magiar.



Los demás "los vamos a subir a trenes de cercanía que irán a Viena" y, una vez allí, serán trasladados a centros de acogida aquellos que quieran obtener asilo en Austria, dijo.

Los refugiados que aspiran a conseguirlo en Alemania u otros países serán registrados solo con su nombre, sin tomarles huellas dactilares, y obtendrán un permiso para seguir viaje hacia el destino al que aspiran llegar, aseguró Hahslinger.

El mismo procedimiento se llevará a cabo con otros trenes que se espera partan esta tarde de Budapest.

Un portavoz de la compañía Ferrocarriles Federales Austríacos (ÖBB) había informado a la agencia austríaca APA de que el tren había sido retenido en Viena porque estaba demasiado lleno.

Las autoridades húngaras interceptaron entre viernes y domingo a 8.792 refugiados que cruzaron la frontera

Esta mañana cientos de refugiados llegaron a la estación de ferrocarril de Keleti en Budapest a los trenes que partían hacia Austria y Alemania, después de haber pasado el fin de semana congregados pidiendo que se les permita seguir viaje hacia Occidente.

El portal de noticia Origo informó de que esta mañana los agentes que vigilaban a los refugiados "habían desaparecido de golpe" y hacia las 10.00 hora local cerca de 300 personas intentaban sacar billetes y asegurarse un lugar en alguno de los trenes.

Según APA, el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, mantuvo una conversación con la canciller alemana, Angela Merkel, sobre la crisis de refugiados en Hungría.

Las autoridades húngaras interceptaron entre el viernes y domingo a 8.792 refugiados que cruzaron la frontera de forma ilegal, pese a que el sábado concluyó la construcción de una valla alambrada en la frontera con Serbia destinada a frenar la inmigración.

La mayoría de las personas que llegan a Hungría huyendo de países en conflicto no pretenden quedarse en el país magiar, sino seguir el camino hacia países más ricos, donde en muchos casos pueden reunirse con familiares o amigos.