Publicado: 04.12.2015 09:47 |Actualizado: 05.12.2015 13:01

El autor de la matanza en California, en contacto con un presunto terrorista internacional

El acusado de asesinar a 14 personas en la localidad de San Bernardino se comunicaba con el sospechoso de terrorismo mediante el teléfono y las redes sociales.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Lugar de los tiroteos, San Bernardino. EUROPA PRESS

Lugar de los tiroteos, San Bernardino. EUROPA PRESS

NUEVA YORK.- Syed Rizwan Farook, el hombre que junto con su mujer mató este miércoles a catorce personas en San Bernardino, en California, estaba en contacto con un sujeto que está siendo investigado por el FBI por terrorismo, según ha informado este jueves la CNN.

   De acuerdo con fuentes de las fuerzas de seguridad citadas por la cadena, Farook, de 28 años y nacido en Estados Unidos en una familia originaria del sur de Asia, estaba en contacto por teléfono y a través de las redes sociales con este sospechoso al que investiga el FBI.



Al parecer, según han indicado otras fuentes, Farook habría sido radicalizado, lo que explicaría su actuación este miércoles, si bien también podrían haber afectado factores relacionados con su trabajo, ya que fue contra sus compañeros contra los que disparó.

Los investigadores están tratando de averiguar qué llevó a Farook y su mujer, Tashfeen Malik, de 27 años, a vestirse con ropa de asalto e irrumpir en la sala en la que estaban celebrando una fiesta los compañeros de trabajo de Farook, a la que él mismo había asistido poco antes pero que había abandonado.

Lo que parecen tener claro, por la forma en que actuó la pareja, casada desde hace dos años y padres de una niña de seis meses, es que no actuaron de forma espontánea. "No creo que cogieran las armas y el equipamiento táctico en un arrebato", afirmó el jefe de la Policía de San Bernardino, Jarrod Burguan.

"Estas personas vinieron preparadas para hacer lo que hicieron como si estuvieran de misión", añadió, precisando que además en el lugar del tiroteo se han encontrado artefactos explosivos de fabricación casera. Ante estos datos, Burguan había indicado que "no se ha descartado que sea terrorismo".