Publicado: 15.05.2015 13:16 |Actualizado: 15.05.2015 13:16

Las autoridades de Burundi detienen al principal instigador
del golpe de Estado

El resto de los militares que protagonizaron la intentona golpista habían anunciado su rendición anteriormente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El general burundés Godefroid Niyombare. - REUTERS

El general burundés Godefroid Niyombare. - REUTERS

BUYUMBURA.- El general burundés Godefroid Niyombare, principal cabecilla del fallido golpe de Estado contra el presidente del país, Pierre Nkurunziza, ha sido detenido, según ha informado un portavoz de la Presidencia del país africano.

Niyombaré anunció el miércoles en un cuartel en Buyumbura, arropado por otros altos cargos militares, la destitución de Nkurunziza por su decisión de optar a un tercer mandato en las elecciones de junio.

Horas antes, los militares que intentaron el golpe anunciaron su rendición y entrega a la autoridades del país. Su renuncia se produce pocas horas después de que el mandatario asegurara que se encontraba de vuelta en el país tras participar en una reunión de los líderes de África Oriental, durante la cual, una facción liderada por Niyombare anunció que lo había depuesto.

La entrega se produjo sobre las 07.00 (06.00 GMT) tras una llamada al Ministerio de Defensa, y minutos después fueron detenidos por las fuerzas leales al presidente. Entre los arrestados, según Buyumbura News, se encuentran el general Ndayirukiye Cyrille y dos altos mandos de la Policía.



Anoche, tras una jornada de graves enfrentamientos en las calles de Buyumbura, el presidente de Burundi anunció que había vuelto al país a través de su cuenta de Twitter, en la que felicitó a todos los ciudadanos "por su paciencia".

El presidente burundés, que desencadenó una ola de protestas hace dos semanas al anunciar que volvería a presentarse candidato en las elecciones de junio, atajó así los rumores sobre su paradero tras la cumbre celebrada ayer en Tanzania.

El presidente burundés abandonó Dar es Salaam, la capital comercial tanzana, en dirección a Buyumbura, donde su avión no pudo aterrizar porque militares habían cerrado las fronteras aéreas y terrestres de su país.

Durante las últimas semanas, al menos 20 personas han muerto en Burundi durante las protestas contra las aspiraciones del presidente a presentarse a un tercer mandato, algo que, según la oposición, prohíbe la Constitución burundesa.

La candidatura de Nkurunziza ha suscitado el temor entre grandes sectores de la población burundesa, que apenas hace una década salió de una guerra civil (1993-2005) que hundió al país y todavía afecta a la sociedad.