Público
Público

El avance de los rebeldes en Trípoli acerca el final de Gadafi

Según los insurrectos, la guardia de Gadafi se ha rendido y ha entregado las armas. Los insurgentes dicen también haber capturado a dos hijos del dictador libio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los enfrentamientos entre los rebeldes libios y las fuerzas de Gadafi han llegado al corazón de Trípoli. Los insurrectos se acercan cada vez más a los puntos estratégicos del régimen. Para la OTAN, el régimen libio se está 'desmoronando'.

Las últimas noticias dadas por los propios insurgentes, citados por Al Yazira y Al Arabiya, es que la guardia del dictador se ha rendido y ha entregado las armas. Asimismo, los rebeldes habrían capturado a dos hijos de Gadafi, Seif el Islam y Saadi.

'Hemos confirmado la información de que nuestros chicos han capturado a Saif al Islam (...). Hemos dado instrucciones para que se le trate bien para que pueda ser juzgado', ha declarado Mustafá Abdel Jalil, el presidente del Consejo Nacional de Transición (CNT), órgano de Gobierno de los rebeldes.

Tal y como informó el CNT, dos unidades de fuerzas especiales de insurgentes se infiltraron en la noche de ayer en Trípoli con el apoyo aéreo de la OTAN y tomaron el control de diversos puntos de la ciudad. El plan consiste en conseguir el control de los hoteles, de los aeropuertos civiles y militares, de las oficinas del primer ministro y de los alrededores del palacio del dictador libioi. Las fuentes aseguraron que la primera fase de esta operación ha sido un éxito, que los insurgentes han tomado la base aérea de Matica y controlan algunos barrios de la periferia de Trípoli.

Asimismo, según Al Yazira, la OTAN ha bombardeado el cuartel de Gadafi y un aeropuerto de la capital. La cadena de televisión qatarí señaló asimismo la detención en Maitika del coronel Al Jituni, considerado como uno de los principales cargos militares vinculados a Gadafi y de ocho de sus colaboradores.

Gadafi dice que seguirá en Trípoli 'hasta el final'

A su vez, la cadena señaló que los insurgentes han matado a 31 miembros de las brigadas fieles a Gadafi y capturado a un centenar de ellos. La misma cadena informó de que los rebeldes han tomado el control de un edificio de servicios de seguridad ubicado en el barrio de Fechloum y han conseguido liberar a un número indeterminado de prisioneros.

Mientras, Gadafi sigue plantando batalla. El dictador ha pedido a todos los libios, en un discurso a la nación, que 'se unan a la batalla para impedir que el enemigo se haga con Trípoli'.  En su segunda alocución en menos de 24 horas, Gadafi ordenó que se abran los depósitos de armas y arsenales de la capital a los ciudadanos, para que estos defiendan la ciudad. 'Abrid los almacenes de armas, entregadlos a las masas. ¿Dónde están los religiosos que siempre están en primera fila y buscan el martirio? ¡Que salgan de sus casas para limpiar Libia de los ratones!', exclamó, y recordó que 'en este momento se está armando a las familias'.

El tirano ha prometido que no abandonará el poder, que se quedará en Trípoli 'hasta el final'. 'Hasta la última gota de sangre estaremos aquí defendiendo la ciudad', ha afirmado.  'Todos los libios están convocados a unirse a la batalla de Trípoli para impedir que el enemigo tome esta ciudad', insistió Gadafi. 'No cederemos nunca, triunfaremos. ¡Adelante, adelante! ¡Alá es grande!', remató Gadafi su alocución, después de recordar que él también sigue en Trípoli.