Publicado: 17.07.2014 17:30 |Actualizado: 17.07.2014 17:30

Un avión con 295 personas es derribado en el este de Ucrania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un avión comercial malasio con 280 pasajeros y 15 tripulantes a bordo se ha estrellado en este de Ucrania, cerca de la frontera con Rusia, según una fuente de la industria de aviación citada por la agencia de noticias Interfax. El avión, que cubría la ruta entre Ámsterdam y Kuala Lumpur, ha colisionado en la región de Donetsk, escenario de combates entre las fuerzas gubernamentales de Ucrania y los rebeldes prorrusos. El ministro de Interior ucraniano, Zoryan Shkyryak, afirma que hay más de 300 muertos, 23 de los cuales eran estadounidenses.

Los rebeldes ucranianos han encontrado la caja negra del avión. Los restos de más de 100 de las 295 personas que volaban en el Boeing-777 han sido encontrados ya en el lugar del accidente, según una fuente del Ministerio de Situaciones de Emergencia. "Por ahora no podemos decir el numero exacto de muertos, ni siquiera aproximados, porque hay restos diseminados en una amplia zona entre los árboles", dijo la fuente a la agencia RIA Nóvosti en el lugar.

Los prorrusos han pedido un alto el fuego a Kiev para investigar los hechos  Los rebeldes prorrusos propusieron este jueves al Gobierno ucraniano un alto el fuego para investigar la tragedia.

En ese vuelo viajaban al menos 4 pasajeros franceses, según el ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius, y 23 estadounidenses, afirma el ministro de Interior ucraniano, Zoryan Shkyryak.

El representante de la aerolínea, Huib Gorter, informó de que en el Boeing 777 viajaban 154 pasajeros holandeses, 27 australianos, 23 malasios, 11 indonesios, seis británicos, cuatro alemanes, cuatro belgas, tres filipinos y un canadiense.

Gorter, durante una conferencia de prensa en el aeropuerto de Amsterdam-Schiphol, indicó también que aún hay 47 personas cuya nacionalidad está aún por determinar.

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha confirmado que el avión de Malaysia Airlines que se ha estrellado este jueves en el este de Ucrania fue "derribado". "No fue un accidente, explotó en el cielo", ha asegurado durante un discurso en Detroit, según The Washington Post.

"No fue un accidente, explotó en el cielo", defiende el vicepresidente de EEUU

Biden, que ha hablado telefónicamente con el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, ha dicho que todavía no tienen "todos los detalles" sobre las circunstancias que han rodeado a este incidente, pero ha subrayado que trabajan "cada minuto" para "confirmar" las informaciones.

Una segunda fuente, en este caso un oficial de la Inteligencia norteamericana ha confirmado a la CNN que el avión fue derribado. Según otras fuentes de la misma organización citadas por The Wall Street Journal, el avión recibió el impacto de un misil tierra-aire, Sin embargo, no han podido determinar si el proyectil procedía de territorio ucraniano o ruso. 

"Esta es una zona disputada. Va a llevar tiempo conseguir información sobre las intenciones de quienes han estado involucrados", señalaron las fuentes de Inteligencia citadas por los medios estadounidenses.

Otra fuente consultada por The Washington Post ha admitido que "llevará algún tiempo reunir información sobre las intenciones de quienquiera que estuviese implicado" en este ataque, en el que han perdido la vida casi 300 personas.

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, ha pedido hoy que se aclaren con una "investigación internacional" urgente las circunstancias sobre el siniestro. "Las circunstancias deben aclararse sin demora y la investigación internacional debe esclarecer plenamente esta tragedia", afirmó Ashton en un comunicado.

Para Ashton el siniestro "constituye otro ejemplo de por qué es tan urgente acabar con este conflicto" "Pedimos a todas las partes en la región del accidente que faciliten el pleno acceso al lugar de la caída, para que pueda protegerse de inmediato, que cooperen plenamente y que compartan toda la información relevante", ha reclamado la Alta Representante.

A su juicio, la caída del MH17 "constituye otro claro ejemplo de por qué es tan urgente acabar con este conflicto" . "Sin prejuzgar los hechos detrás de la caída, pedimos a todas las partes que detengan la pérdida de vidas sin sentido en el este de Ucrania, que eviten un aumento de la tensión y que acuerden un alto el fuego inmediato", ha señalado Ashton.

Minutos después, a la petición de una investigación realizada por Asthon se sumaba el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, mientras el presidente estadounidense, Barack Obama, ha ofrecido la asistencia de su país para "determinar qué pasó y por qué". Por su parte, el primer ministro de Malasia, Najib Razak, ha anunciado una "investigación inmediata" y se declara "consternado".

El aparato es una aeronave de pasajeros Boeing-777, el avión birreactor más grande del mundo, conocido como Triple Siete, capaz de transportar a más de 300 pasajeros a más de 17.000 kilómetros. Previamente había desaparecido este jueves de los radares en Ucrania a una altura de 10.000 metros, informaron fuentes policiales ucranianas a la agencia rusa Interfax.

El avión, que pertenece a una aerolínea malasia, perdió la comunicación con tierra en la región oriental de Donetsk, escenario de combates entre las fuerzas gubernamentales ucranianas y los rebeldes prorrusos.

Rusia ha pedido permiso a Kiev para ayudar en las labores de rescate en el lugar del accidente. "Los servicios de emergencia rusos han enviado una petición oficial a nuestros colegas ucranianos para ayudar en las labores de rescate en territorio ucraniano", ha declarado el ministro de Emergencias ruso, Vladimir Puchkov, a la agencia rusa de noticias RIA.

Putin: "El Estado sobre cuyo territorio sucedió esto tiene la responsabilidad por esta horrible tragedia"

El avión pertenecía a la misma compañía que el MH370 que desapareció en el Índico el pasado mes de marzo.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha responsabilizado a Ucrania del siniestro. "Sin duda, el Estado sobre cuyo territorio sucedió esto tiene la responsabilidad por esta horrible tragedia", dijo el mandatario ruso durante una reunión sobre asuntos económicos celebrado en Moscú al filo de la medianoche.

En Ucrania, el accidente en pleno campo de batalla del gobierno de Kiev y los separatistas prorrusos, cerca de la región de Donetsk, ha generado acusaciones de ambos bandos hacia el otro.

Las fuerzas armadas ucranianas no han tenido nada que ver en la catástrofe, afirman desde el servicio de prensa presidencial. El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, cree que se trata de un "acto terrorista". "No es un accidente, no es una catástrofe, sino un acto terrorista", ha señalado Svatoslav Tsegolko, secretario de prensa, en nombre de Poroshenko.

Un portavoz del ministerio de Interior ucraniano, citado por la agencia rusa Interfax, asegura que el avión fue derribado por un misil tierra-aire. El primer ministro ucraniano, Arseny Yatseniuk, ha ordenado abrir una investigación.

Por su parte, el líder de los separatistas, Aleksander Borodai, acusa a la Fuerza Aérea Ucraniana de haber derribado el avión con un cazabombardero. Según una fuente de la Aviación de Rusia citada por medios rusos, el avión fue derribado por un misil ucraniano que tenía por objetivo el avión del presidente ruso, Vladimir Putin.

Expertos militares citados por la BBC subrayan que un avión que vuela a 10.000 metros de altura no puede ser derribado más que por un misil tierra-aire de largo alcance guiado por radar o por un avión de combate que dispare misiles aire-aire. En ambos casos, esa actividad bélica sería detectada por los satélites militares de EE.UU.



http://www.quoners.es/debate/crees-que-el-conflicto-ucraniano-puede-derivar-en-un-conflicto-global