Publicado: 24.03.2014 07:25 |Actualizado: 24.03.2014 07:25

Un avión chino divisa posibles restos del Boeing 777, pero el mejor aparato de EEUU no los encuentra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La tripulación de un avión chino divisó hoy varios "objetos sospechosos" que podrían ser restos del Boeing 777 de Malaysia Airlines desaparecido el pasado día 8 con 239 personas, según informó la agencia oficial Xinhua.

El avión chino, uno de los que participan en la operación multinacional de búsqueda y rescate, ha indicado que las coordenadas de los objetos son 95,1113 grados longitud este y 42,5453 latitud sur en el sur del océano Índico. El avión, según Xinhua, se encuentra en contacto con el centro de mando australiano y el rompehielos chino Xuelong (Dragón de Nieve), que se dirige hacia la zona y ha cambiado su rumbo para acercarse hacia donde se encuentran los objetos sospechosos.

Según un reportero de la agencia que viaja en el avión, la tripulación vio dos objetos relativamente grandes, y muchos otros de menor tamaño y color blanco esparcidos en un radio de varios kilómetros.

La tripulación del aparato chino ha solicitado al mando central en Australia que envíe otros aviones al área para examinarla en mayor profundidad. Australia amplió este lunes la zona de búsqueda en el Índico de los posible restos del avión desaparecido después de que un satélite francés proporcionara nuevas imágenes sobre objetos que pueden pertenecer a la aeronave malasia.

El viceprimer ministro australiano, Warren Truss, dijo que las nuevas imágenes sitúan los restos a unos 850 kilómetros al norte de la actual zona de búsqueda, lo que supone 2.500 kilómetros al suroeste de la ciudad de Perth. Por ello, el operativo de búsqueda liderado por Australia se expandió a 68.000 kilómetros cuadrados.

La búsqueda se lleva a cabo en medio de las previsiones de un empeoramiento de las condiciones meteorológicas a causa del ciclón Gillian, que se espera pase a unos 1.000 kilómetros de la zona de atención, según la agencia australiana AAP.

El avión de Malaysia Airlines rumbo a Pekín desapareció del radar unos 40 minutos después de despegar de Kuala Lumpur el 8 de marzo con 239 personas a bordo y desde entonces se desconoce su paradero. Sí se conoce que el avión cambió de rumbo y llegó al Estrecho de Malaca, pero nada más con certeza a partir de ahí. Sus ocupantes eran 153 chinos, 50 malasios (12 forman la tripulación), siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadounidenses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, un ruso, un holandés, un taiwanés y dos iraníes que embarcaron con pasaportes robados a un italiano y un austríaco.

La Autoridad de Seguridad Marítima Australiana (AMSA, por sus siglas en inglés) ha informado este lunes de que una aeronave de la Marina estadounidense P-8 Poseidón, el más avanzado avión de patrulla marítima del mundo, no ha logrado encontrar los objetos avistados horas antes por un avión chino en la zona sur del océano Índico.

"Un avión P-8 Poseidón de la Marina estadounidense ha recibido la orden de investigar los objetos avistados por la aeronave china", ha explicado una portavoz de la AMSA, en una declaración remitida por correo electrónica a Reuters.

"Los objetos fueron avistados por una aeronave china cuando regresaba hacia Perth. Los objetos flotantes se encontraban a la deriva cuando fueron avisados. El P-8 no ha podido reubicar a los objetos avistados", ha explicado.

Horas antes, la agencia oficial china Xinhua ha informado de que un avión Ilyushin IL-76 ha detectado dos objetos "relativamente grande" flotando en aguas de la zona sur del océano Índico y varias piezas más pequeñas dispersadas a varios kilómetros de distancia.