Público
Público

Ayuda humanitaria Al menos 4,3 millones de euros de la ayuda contra el ébola en África se perdió por fraude y corrupción 

Una auditoría de la Cruz Roja alude a una trama corrupta que incluía sobreprecios en el suministro, sueldos a trabajadores 'fantasma' y facturas falsas.

Publicidad
Media: 4
Votos: 2
Comentarios:

Trabajadores sanitarios trasladan a una víctima de ébola. REUTERS/STRINGER

Más de 5 millones de dólares (unos 4,3 millones de euros) del dinero destinado a combatir el ébola en África Occidental se perdió en una maraña de fraude y corrupción que incluía sobreprecios en el suministro, sueldos a trabajadores 'fantasma' y facturas falsas, según una auditoría de la Cruz Roja.

Más de 10.000 personas perdieron la vida por el brote originado en África Occidental y que se extendió entre 2014 y 2016. La crisis motivó una masiva respuesta de organizaciones humanitarias que dedicaron cientos de millones de euros a contener la epidemia, especialmente dañina en Liberia, Sierra Leona y Guinea.

La Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR) repartió entre sus distintas sociedades nacionales 100 millones de dólares, de los cuales no todos fueron a parar a la causa para la que teóricamente iban destinados, según un informe recogido por la cadena británica BBC.

Así, en Liberia desaparecieron 2,7 millones de dólares con los que se pagaron sobreprecios o sueldos fantasma, mientras que en Guinea 1 millón de dólares se dedicaron a pagar facturas que resultaron ser falsas. El informe alude también a una trama corrupta entre banqueros y personal de la Cruz Roja en Sierra Leona que habría supuesto el robo de más de 2 millones de dólares.

"Estamos aterrados por el desvío de fondos destinados a personas necesitadas durante nuestra respuesta frente al ébola", ha lamentado el FICR en su cuenta de Twitter, desde la que ha confirmado una política de "tolerancia cero" frente al fraude y al corrupción. "Por eso investigamos de forma activa y auditamos nuestras operaciones en todo el mundo", ha añadido.

La organización ha anunciado que ha impuesto unos protocolos más estrictos para investigar este tipo de robos y ha prometido denunciar a todos los trabajadores que puedan estar involucrados.