Público
Público

La ayuda humanitaria no llega a los damnificados en Pakistán

Más de 6 millones de víctimas de las inundaciones están sin comida ni agua potable

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A pesar de haber recaudado casi la mitad de los 360 millones de euros que las Naciones Unidas solicitaron para los damnificados por las inundaciones en Pakistán, y de que las lluvias han remitido en las zonas más anegadas, sólo una pequeña parte de la ayuda humanitaria ha podido llegar a los más necesitados.

Las dificultades para llegar a las zonas más afectadas han impedido que la mayoría de los seis millones de paquistaníes que apenas tienen agua y comida hayan recibido asistencia durante unas inundaciones que han causado la muerte de más de 1.600 personas y han dejado dos millones de personas sin hogar.

Se estima que unas 700.000 personas carecen de refugio de cualquier tipo

'Ha habido una mejora en la recaudación de fondos. Los donantes se están dando cuenta de la magnitud del desastre. Pero los desafíos son enormes y las inundaciones no han acabado. El tamaño de la zona afectada es equivalente a Austria, Suiza y Bélgica juntas', subrayó Maurizio Giuliano, portavoz de la ONU.

La semana pasada sólo se había logrado recaudar un cuarto de la ayuda solicitada, lo que obligó a Ban Ki-moon, el secretario general de la ONU, a lanzar un llamamiento de urgencia a los principales donantes mundiales para que hicieran un esfuerzo.

Ban pidió al mundo más apoyo tras afirmar que no había visto nunca un desastre natural así, y llegó a afirmar que la magnitud del desastre supera al tsunami de 2004 en el sureste asiático y al terremoto de Haití del pasado enero.

Más de 10.000 pueblos continúan sumergidos y miles más están aislados

Sólo se han podido llevar raciones de comida y agua potable a 700.000 supervivientes según los datos de las Naciones Unidas. La organización estima también en 700.000 el número de personas que se han quedado sin hogar y que han pasado los últimos días de lluvias sin ningún tipo de refugio. En total se estima que entre 15 y 20 millones de paquistaníes se han visto afectados por las inundaciones.

Más de 10.000 pueblos permanecen sumergidos. Miles de localidades están aisladas, ya que numerosas carreteras y puentes han sido destruidos por las inundaciones. Además, millares de cabezas de ganado, el único medio de subsistencia de muchas familias, se han ahogado.

Los hospitales están desbordados y temen el estallido de epidemias y la extensión de enfermedades como la malaria. 'Hasta ahora la situación está bajo control, pero será difícil de mantener por las condiciones higiénicas', afirmó a Reuters el doctor Zulfiqar Ahmed Shaikh, del hospital de Sukkur, la ciudad más importante de Sindh, una de las provincias más afectadas.

En Sindh, dos grandes presas presentan grietas tras varios días soportando mucha presión. Se teme que no resistan más y se desplomen, lo que inundaría cientos de nuevas poblaciones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió de que sólo el 8% de los más de 15 millones de personas afectadas de alguna manera por las graves inundaciones de Pakistán tiene acceso al agua potable.