Publicado: 18.11.2013 07:37 |Actualizado: 18.11.2013 07:37

Bachelet triunfa pero sin mayoría para evitar la segunda vuelta

La candidata opositora se impone con un  46,69 % de los votos, frente al 25,01 % que ha obtenido la oficialista Evelyn Matthei en unos comicios a los que sólo han acudido la mitad de los chilenos. Los descartados M

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Como se esperaba, Michelle Bachelet se ha impuesto a la oficialista Evelyn Matthei en los comicios que celebró Chile este domingo. La victoria de la candidata opositora de centroizquierda ha obtenido un 46,69% de los votos, mientras la representante de la derecha se ha llevado un 25,01%, lo que obliga a ambas candidatas a volver a batirse en una segunda vuelta electoral el próximo 15 de diciembre. La jornada electoral ha estado marcada por la baja participación, pues más de la mitad de los 13.573.134 chilenos que figuran en el padrón prefirieron quedarse en casa y no acudieron a las urnas, en las primeras elecciones presidenciales y parlamentarias con inscripción automática y voto voluntario.

Contabilizado el 98,66 % de las mesas receptoras de sufragios, según los datos del Servicio Electoral (Servel), el total de votos emitidos alcanzaba sólo a 6.599.973, equivalentes a un 48,8 % del padrón.

"Aquí no hay dos lecturas, hemos ganado y por una amplia mayoría", afirmó Bachelet, habiendo quedado a menos de tres puntos de la mayoría absoluta que la habría convertido en presidenta electa al cabo de esta jornada. La exmandataria (2006-2010) se mostró convencida de que dentro de un mes los chilenos respaldarán su programa de gobierno, que incluye educación gratuita y de calidad, una reforma tributaria que grava las ganancias de las grandes empresas y una nueva Constitución "que nazca en democracia, sin rastro de autoritarismo".

Bachelet apuesta por una nueva Constitución "que nazca en democracia, sin rastro de autoritarismo"

 "Hoy ha votado una amplia mayoría, para que Chile sea el país justo que todos queremos", añadió la también exdirectora de ONU Mujeres, quien admitió que "el desafío de ganar en primera vuelta era complejo", pero insistió en que "vamos a trabajar para ganar en diciembre. No tengo duda de que lo vamos a lograr".

El presidente Sebastián Piñera lamentó la baja participación y consideró, en un discurso desde el palacio de La Moneda, que "sin duda, mientras mayor es la participación, más fuerte y más legitima es nuestra democracia". "Yo espero que el 15 de diciembre próximo podamos lograr una mucho mayor participación de compatriotas", remarcó. Él será quien entregue el cargo a su sucesora el próximo 11 de marzo.

"Estamos iniciando en este momento la segunda vuelta", replicó a su vez la candidata oficialista, Evelyn Matthei. "Sí se puede", exclamó ante enfervorizados partidarios que coreaban la misma consigna. La aspirante de la derecha recordó, además, que las encuestas no le daban muchas posibilidades. Exministra de Trabajo del gobierno de Sebastián Piñera, sostuvo que su candidatura representa "un proyecto de país que está por encima de las ideologías".

"Es la gente de trabajo" la que mejor valora "lo que hemos construido" durante la campaña electoral, enfatizó. "Las segundas vueltas son buenas para Chile porque llaman a la moderación y a centrar los discursos", aseguró Matthei, quien subrayó también las diferencias entre su candidatura "y la izquierda", en alusión a Bachelet. A cambio de incorporar sus iniciativas a su programa de gobierno, llamó los siete candidatos que quedaron fuera de la contienda a que se sumen a su campaña, porque, dijo, "no se trata de personas, sino de proyectos".

Pero a tenor de las declaraciones de los demás candidatos, Bachelet y Matthei deberán luchar con sus propias fuerzas para la segunda vuelta, toda vez que los otros siete aspirantes se apresuraron a descartar eventuales apoyos. "En segunda vuelta queremos que la gente vote, y mi candidata es la asamblea constituyente", afirmó Marco Enríquez-Ominami, candidato del Partido Progresista (PRO), que con un 10,96%, obtuvo el tercer lugar este domingo. La convocatoria a una asamblea constituyente para reformar la carta fundamental de 1980, heredada de la dictadura de Pinochet, ha sido una de las banderas de lucha de Enríquez-Ominami.

Varios dirigentes estdudiantiles han obtenido escaño en el ParlamentoEl independiente de derecha Franco Parisi, cuarto con un 10,13%, declaró que no votará en la segunda ronda porque los votos "son de las personas, no de los candidatos", aunque diferenció entre ambas candidatas. Bachelet, "es una dama, toda una dama", dijo y vaticinó que será la próxima presidenta de Chile, "y una buena presidenta", en tanto que a Matthei, con quien tuvo duros cruces durante la campaña, la definió como "una persona muy mala".

Los resultados de la elección parlamentarias eran aún inciertos la noche de este domingo; los primeros resultados y proyecciones apuntaban a un triunfo de la oposición, que podría aumentar a 22 sus representantes en el Senado, sobre un total de 38 bancas, de las que veinte se renovaban este domingo.

Junto con la necesidad de un balotaje para dilucidar quien será la próxima presidenta de Chile, otro de los hechos destacados de los comicios celebrados este domingo es que cuatro exdirigentes del movimiento estudiantil consiguieron escaño en el Parlamento. Son los casos de la emblemática exdirigente del movimiento estudiantil Camila Vallejo, quien fue presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile en 2011; su sucesor en el cargo, Gabriel Boric; el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica, Giorgio Jackson, y Karol Cariola, exlíder de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción. Vallejo y Cariola se presentaron por el Partido Comunista, mientras que Jackson lo hizo por Revolución Democrática y Boric por la Izquierda Autónoma. Todos ellos se comprometieron durante la campaña electoral a impulsar en el Parlamento la profunda reforma de la educación que vienen reclamando en las calles casi desde el inicio de la presidencia de Sebastián Piñera.