Publicado: 23.05.2015 16:59 |Actualizado: 23.05.2015 17:02

El Banco de Inglaterra reconoce que está analizando la salida de Reino Unido de la UE

La entidad ha reconocido, tras la filtración por correo de un empleado, que está evaluando "una serie de temas económicos y financieros que surgen en el contexto de la renegociación y del referéndum nacional". 

Publicidad
Media: 3.17
Votos: 6
Comentarios:
El primer ministro británico, David Cameron, reelegido el 7 de mayo, ha prometido rediseñar los vínculos de Reino Unido con la UE antes de celebrar un referéndum sobre su pertenencia a la UE a finales de 2017./ REUTERS

El primer ministro británico, David Cameron, reelegido el 7 de mayo, ha prometido rediseñar los vínculos de Reino Unido con la UE antes de celebrar un referéndum sobre su pertenencia a la UE a finales de 2017./ REUTERS

LONDRES.- El Banco de Inglaterra ha reconocido que tiene planeado analizar las implicaciones de una posible salida de Reino Unido de la Unión Europea, según ha hecho saber en un comunicado, confirmando un correo electrónico que revelaba la existencia de este proyecto de investigación supuestamente confidencial.

El diario británico The Guardian informó de este correo, procedente de un empleado del banco, en el que hablaba de dicho análisis, que debía ser "mantenido en secreto".

En un comunicado difundido el viernes por la tarde, el banco confirmó su intención de realizar la investigación. "No debería ser una sorpresa que el banco esté realizando ese tipo de trabajo sobre una política de gobierno declarada", dijo en un comunicado publicando en su página de Internet.



"Hay una serie de temas económicos y financieros que surgen en el contexto de la renegociación y del referéndum nacional. Es una de las responsabilidades del banco evaluar aquello que se relaciona con sus objetivos", agregó.

"Aunque sea desafortunado que esta información haya trascendido al dominio público de esta manera, el banco mantendrá esta aproximación", dijo el comunicado del Banco.

El primer ministro británico, David Cameron, reelegido el 7 de mayo, ha prometido rediseñar los vínculos de Reino Unido con la UE antes de celebrar un referéndum sobre su pertenencia a la UE a finales de 2017.

Muchos empresarios británicos están preocupados sobre la posibilidad de perder acceso a sus principales mercados de exportación y también hay inquietud por el impacto sobre la industria de servicios financieros británica.