Público
Público

El Banco Mundial destina 348 millones para el Cuerno de África

Comienza en Roma la reunión de emergencia de a FAO ante el drama humanitario que afecta sobre todo a Somalia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La reunión de emergencia de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) arrancó esta mañana en Roma con un discurso del director general, Jacques Diouf, en el que llamó a la acción inmediata a los 191 países miembros para atajar el desastre humanitario causado por la peor sequía en 60 años en el Cuerno de África.

Diouf, en su intervención inicial, recalcó la necesidad de 'acelerar una estrategia de desarrollo e inversión en el Cuerno de África' basada en la ayuda 'financiera, técnica y política', que pueda frenar el riesgo de muerte para 12 millones de personas. 

El director de la FAO habló de objetivos a corto y medio plazo, reafirmando su llamada a una donación de 120 millones de dólares (unos 80 millones de euros), de los cuales 70 irían dirigidos a Somalia y 50 al resto de países (Kenia, Etiopía, Djibuti y Uganda). Aunque también recordó la cifra de 1.600 millones que el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, reclamó como necesarios para una solución a medio plazo la semana pasada.

Unida a la ayuda económica, Diouf no pasó por encima de los problemas políticos de algunos de esos países. En especial de Somalia, donde los conflictos internos de los últimos años han provocado que la población haya vista reducida de manera dramática su acceso a los alimentos y al agua. 'Los Gobiernos tienen que enfrentarse a este problema jugando enla Champions League si quieren obtener resultados fiables y duraderos. Son necesarios los esfuerzos para la paz y la estabilidad en la región, porque la crisis actual no es sólo resultado de la sequía', advirtió.

Como explicó a Público el economista del sistema mundial de alertas de la FAO, Mario Zapacosta, 'hace siglos que hay sequías cíclicas en Somalia. Antes, los pastores estudiaban el clima y recorrían el país buscando las zonas más fértiles donde instalarse. Ahora, el conflicto armado les impide moverse y sólo pueden emigrar'.

La reunión de emergencia fue convocada por Francia ante la alarmante situación actualSegún Diouf, 'la población del Cuerno de Africa se ha adaptado al medio natural hostil durante toda su historia y encontraba la subsistencia. La fuerza de este sistema marca la diferencia entre la vida y la muerte, la seguridad y la estabilidad'.

Además de por Diouf, la reunión, convocada de emergencia por la presidencia francesa del G-20, está presidida por el ministro de Agricultura francés, Bruno Le Maire, la coordinadora de Naciones Unidas en emergencias y ayuda humanitaria, Valerie Amos, el director ejecutivo del Programa Mundial de la Alimentación, Josette Sheeran, entre otros.

Le Maire se mostró especialmente crítico con la respuesta de la comunidad internacional a las distintas crisis humanitarias de los últimos años: 'Ha fracasado en su intento de construir la seguridad alimentaria en los países en vías de desarrollo por lo que hay que cambiar de método si no se quiere volver a ver dentro de uno o dos años la misma desesperación y los mismos refugiados. No basta con proporcionar ayuda financiera o llevar millones de dólares de aquí a allí. Hay que invertir en la agricultura mundial y ayudar a los países en vías de desarrollo a producir su propia seguridad alimentaria'.

Le Maire concluyó con un contundente 'si no tomamos las medidas oportunas ahora la hambruna se convertirá en el mayor escandalo de este siglo'

Por su parte, Sheeran anunció que a partir de mañana se abrirá un puente aéreo con base en Mogadiscio para comenzar a trasladar la ayuda humanitaria a los países del Cuerno de África. 

Justo antes de la reunión, el Banco Mundial anunció un paquete inmeiato de ayuda de 348 millones de euros. 'El alivio inmediato y la recuperación son las principales prioridades, y es importante actuar rápido para reducir el sufrimiento de las personas, pero también hay que tener en cuenta soluciones a largo plazo para la recuperación económica', dijo el Presidente de Banco Mundial, Robert Zoellick, según recoge EFE.