Público
Público

Bangkok ve peligrar sus joyas turísticas por las inundaciones

El nivel del agua supera el metro de altura en el barrio de Thonburi, que acoge el Templo del Alba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los habitantes de Bangkok cuentan las horas con el corazón en un puño. La capital tailandesa se enfrenta a los momentos más difíciles en su lucha contra las inundaciones por una marea alta que amenaza con romper los diques que el Gobierno ha colocado para contener las aguas que descienden por el río Chao Praya. Las fuertes lluvias que se registran desde julio han provocado las peores crecidas en más de medio siglo. Desde entonces, unas 377 personas han muerto y más de dos millones se han visto afectadas.

Durante los primeros meses, Bangkok se mantuvo ajena a la catástrofe que se estaba viviendo en el centro de Tailandia y no vio que el Chao Praya, que atraviesa la capital para desembocar algunos kilómetros más abajo, acabaría descargando su fuerza al final de su curso. Luego, el Gobierno no escatimó recursos para intentar mantener seca la capital, desplegando incluso un millar de barcos para que empujaran el agua río abajo.

Algunos de los distritos periféricos, fuera del radio de los diques, llevan varios días inundados. Pero este sábado la inundaciones llegaron al turístico barrio de Thonburi, que acoge el Templo del Alba, e hicieron temblar a quienes temen que esta y otras joyas turísticas de la capital tailandesa acaben bajo el agua. En Thonburi, el nivel del agua superó el metro de altura, mientras que en Chinatown el agua llegaba a los tobillos y los coches aún podían circular.

La premier Yingluck Shinawatra y las autoridaes locales se mostraron este sábado optimistas. Shinawatra aseguró que las inundaciones retrocederían probablemente en los próximos días y que los diques aguantarán. Sin embargo, el aeropuerto secundario de Don Muang, usado como refugio, tuvo que ser desalojado ante la crecida, que ha provocado la falta de comida y agua potable.