Público
Público

Banon renuncia a demandar de nuevo a Strauss-Kahn

La periodista francesa se da por satisfecha de que el fiscal la considerase víctima de una agresión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El escándalo de agresión sexual que el exlíder social-liberal Dominique Strauss-Kahn tenía pendiente en Francia parecía este miércoles encaminarse hacia su epílogo. La periodista y escritora Tristane Banon anunció que, tras ser sobreseída por la Fiscalía su primera querella, estima reconocido su 'estatuto de víctima de una agresión sexual'. Por ello, renuncia a su derecho de presentar una nueva querella personándose como acusación particular.

La joven escritora anunció en la televisión Canal+ que no va a 'personarse como acusación particular' con una nueva querella, porque, subrayó, 'con mucha claridad, en la carta que me ha sido enviada, la Fiscalía afirma que hubo agresión sexual y por lo tanto mi estatuto de víctima queda reconocido'.

Efectivamente, el 13 de octubre pasado, la Fiscalía de París decidió archivar la causa abierta por la querella presentada por Banon a raíz de una presunta agresión sexual, o intento de violación, de DSK contra ella, en París, en 2003. La Fiscalía, no obstante, señaló que la archivaba porque no tenía pruebas indicativas suficientes de un intento de violación, que no habrían prescrito. Pero 'los hechos que sí se reconocieron y pueden responder a la tipificación de agresión sexual', según el fiscal, habían prescrito al cabo de tres años, esto es en 2006.

Esto no es más que el principio del fin del culebrón judicial de DSK. Queda pendiente, por un lado, la causa civil abierta en Nueva York por la empleada de hotel Nafissatou Diallo, presuntamente agredida por el ex director general del FMI en su lugar de trabajo. Y, por otro, acaba de estallar un caso de proxenetismo de altos vuelos en un gran hotel de Lille, donde DSK aparece citado.

Por su parte, DSK tiene en la cartuchera una querella interpuesta contra Banon por 'denuncia calumniosa'. Pero la principal mecenas de la carrera de DSK, su esposa Anne Sinclair, prefirió en los últimos días ausentarse de París e irse al palacio que posee en Marrakech sin su marido, atrapado en interrogatorios y careos.

Banon ha anunciado que ahora pasa a la batalla político. Va a apoyar la iniciativa parlamentaria de la diputada del Frente de Izquierdas, Marie-Georges Buffet, para modificar el Código de Procedimiento Penal y extender de tres a diez años el periodo en que los delitos de agresión sexual no prescriben.