Publicado: 28.07.2016 08:51 |Actualizado: 28.07.2016 10:27

Barack Obama asegura que Clinton acabará con el Estado Islámico

El presidente de Estados Unidos se presenta "más optimista que nunca" acerca del futuro de Estados Unidos durante su discurso de apoyo a la candidata demócrata, en el que ha resaltado sus virtudes personales y sus logros en materia de política exterior

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, junto a la candidata a la presidencia de Estados Unidos por el Partido Demócrata, Hillary Clinton en el tercer día de la Convención Nacional Demócrata 2016./ EFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, junto a la candidata a la presidencia de Estados Unidos por el Partido Demócrata, Hillary Clinton en el tercer día de la Convención Nacional Demócrata 2016./ EFE

NUEVA YORK.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se ha presentado "más optimista" que nunca acerca del futuro de Estados Unidos durante su discurso de apoyo a la candidata demócrata, Hillary Clinton, en la tercera jornada de la Convención Demócrata, que se desarrolla desde el lunes en Filadelfia.

Recordando que Clinton "aún tiene la tenacidad que tenía cuando era una joven" que trabajaba en la Fundación de Defensa Infantil, donde la candidata demócrata colaboró una vez finalizados sus estudios de Derecho, y que incluso "en medio de las crisis", quien fue su secretaria de Estado "escucha a la gente, mantiene la calma y trata a todo el mundo con respeto".

"A Hillary la respetan en todo el mundo, y no sólo los líderes, sino la gente para la que (ellos) trabajan", ha agregado, añadiendo que durante los cuatro años que ejerció de secretaria de Estado, él mismo fue testigo de su "inteligencia, juicio y disciplina".

El presidente, que el próximo 8 de noviembre será sustituido, bien por la primera mujer que accede a la Presidencia o bien por el polémico Donald Trump, ha recordado además la lucha antiterrorista que Washington lidera en Siria e Irak, y ha mostrado su confianza en que será la demócrata la que acabe el trabajo que aún queda por hacer.

"Nuestros soldados han golpeado sin piedad a Estado Islámico", ha afirmado. "Eliminando líderes, recuperando territorio", ha continuado. "Y sé que Hillary no cejará en su empeño hasta que destruya a Estado Islámico. Ella terminará ese trabajo", ha prometido.

Grandeza de EEUU

Como era de esperar, Obama ha hecho alusión al rival al que se enfrentará Clinton durante los próximos meses, Donald Trump, y a su retórica, particularmente agresiva contra determinadas minorías, entre ellas la musulmana y la hispana. Así, ha hecho referencia al discurso del miedo al que apela el republicano y ha asegurado que Trump cree que "si asusta suficiente a la gente podrá conseguir suficientes votos para ganar estas elecciones".

"Estados Unidos ya es grande", ha continuado, en referencia al lema de campaña de Trump, 'Make America Great Again!' —¡Hagamos que Estados Unidos vuelva a ser grande!— y ha prometido a los demócratas presentes en la convención que la "fortaleza" y la "grandeza" del país "no dependen de Donald Trump".

Asimismo, ha añadido que "el sueño americano es algo que ningún muro puede contener", también en referencia a una de las más polémicas declaraciones del rival de Clinton, quien se ha comprometido a levantar un muro en la frontera con México para impedir la entrada de inmigración centroamericana.

Seguridad en las calles

Si bien la cuestión sobre la inseguridad ha sido una de las piedras angulares del discurso de Trump, Obama ha reconocido que es necesario abordar este tema para hacer "más seguras las calles y más justo el sistema judicial" del país, pero ha recordado que es Hillary Clinton quien sabe "que se puede honrar a la Policía y tratar a cada comunidad de forma justa", antes de apelar al trabajo con las autoridades y los manifestantes, en el futuro, para modificar las prácticas y leyes.

"La democracia funciona, pero tenemos que quererla, no sólo durante el año electoral, sino todos los días", ha afirmado. El presidente ha finalizado su intervención recordando que durante sus ocho años de mandato, a punto de finalizar, no ha conseguido "arreglar todo" y aunque ha reconocido "haber hecho mucho, aún queda mucho más" que quiere hacer.

Así, ha pedido, tras haber podido avanzar gracias al "respaldo" del pueblo, que los estadounidenses "voten y elijan a Hillary Clinton como la próxima presidenta de Estados Unidos", poniendo fin al discurso con un abrazo con la candidata.