Publicado: 03.01.2014 09:32 |Actualizado: 03.01.2014 09:32

El barco chino que acudió al rescate en la Antártida queda atrapado

El rompehielos que evacuó con éxito a 52 pasajeros de un barco ruso permanece varado en el hielo a la espera de que las condiciones de la marea mejoren.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El rompehielos chino que ayudó a rescatar a los 52 pasajeros del barco ruso varado en la Antártida ha quedado atrapado este viernes a su vez en el hielo, después de que se completara con éxito la evacuación.

El Xue Long (dragón de hielo) trasladó a los pasajeros del barco ruso Akademik Shokalskiy hasta un barco australiano a última hora del jueves, después de que uno de sus helicópteros los evacuara desde el lugar en el que estaban varados. Ahora, el barco chino tiene dudas de que pueda avanzar en medio del hielo, ha informado este viernes la Autoridad de Seguridad Marítima Australiana (AMSA). "Intentará maniobrar a través del hielo cuando las condiciones de la marea sean más adecuadas durante las primeras horas del 4 de enero", ha precisado.

El rompehielos australiano que traslada a los pasajeros rescatados, el Aurora Australis, se mantendrá a la espera en aguas abiertas en la zona "como medida de precaución", ha informado la AMSA. Estaba previsto que el buque regresara a su base en la Antártica para reabastecerse antes de llevar a los rescatados hacia Australia.

El rescate de los 52 pasajeros, entre científicos y turistas, se realizó en helicóptero en grupos y se prolongó durante unas cinco horas. La operación tuvo que demorarse en repetidas ocasiones debido a las malas condiciones meteorológicas.

"Los pasajeros parecen muy contentos de estar ahora con nosotros y se están acomodando", ha explicado este viernes el director en funciones de la División Antártica australiana, Jason Mundy, que se encuentra a bordo del Aurora Australis.

Según Mundy, hay habitaciones suficientes para los pasajeros y el barco puede "atenderles bien para la parte final de su viaje". Los pasajeros, en su mayoría australianos y neocelandeses, llegarán probablemente a la isla de Tasmania, en el sur de Australia, hacia mediados de enero.

Entretanto, la tripulación del Akademik Shokalskiy permanecerá a bordo a la espera de que el hielo se rompa y el barco pueda continuar su camino. El buque de investigación había partido de Nueva Zelanda el 28 de noviembre para conmemorar el 100 aniversario del viaje a la Antártida liderado por el explorador australiano Douglas Mawson, pero quedó atrapado en el hielo el 24 de diciembre a unas 100 millas náuticas al este de la estación francesa en la Antártida Dumont d'Urville.