Publicado: 26.03.2016 12:26 |Actualizado: 26.03.2016 15:53

La batalla por la ciudad de Palmira continúa entre avances y retrocesos

El Ejército sirio controla cuatro kilómetros cuadrados dentro de la ciudad. Rusia en apoyo a la ofensiva siria para recuperar Palmira ha lanzado más de 40 incursiones. Al menos 10 soldados sirios han muerto en una contraofensiva del Estado Islámico.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Un miembro de las fuerzas del  presidente de Siria, Bashar Al Asad, dentro de un palacio durante su ofensiva para recuperar Palmira. REUTERS

Un miembro de las fuerzas del presidente de Siria, Bashar Al Asad, dentro de un palacio durante su ofensiva para recuperar Palmira. REUTERS

BEIRUT.- El Ejército sirio controla cuatro kilómetros cuadrados dentro de la ciudad monumental de Palmira, en el este de la provincia de Homs, después de los últimos avances frente al grupo terrorista Estado Islámico (EI). 

El gobernador de Homs, Talal al Barazi, dijo que "el progreso de las autoridades está siendo lento porque el Estado Islámico ha colocado muchos artefactos explosivos y todavía quedan combatientes suyos en su interior". Al Barazi indicó que los soldados dominan completamente el distrito de los hoteles y el barrio de Naseriya, en el suroeste de la población.

En paralelo, las fuerzas armadas atacan desde el oeste y el norte de Palmira. "La batalla ahora es calle por calle y hay avances y retrocesos", indicó Al Barazi, quien destacó que los efectivos gubernamentales bombardean las posiciones de los extremistas.



Anteriormente, la agencia de noticias oficial siria, SANA, había apuntado que el Ejército había tomado los barrios de Al Motaqaedin, Al Yameyat al Garbia y Al Ameriya de Palmira.

En uno de los contrataques este sábado de los yihadistas del EI al menos 10 soldados del régimen del presidente sirio, Bashar Al Asad, murieron en la ciudad de Palmira, donde las fuerzas gubernamentales han efectuado avances pero también han sufrido retrocesos.

Durante la mañana de este sábado, según el director del Observatorio, las fuerzas de Al Asad pese a haber retrocedido en el interior de la ciudad, situada en el este de la provincia central de Homs, mantienen su control de varios puntos importantes de las afueras como la antigua ciudadela. De hecho, en la periferia de Palmira, los efectivos del régimen sirio se hicieron con el control de la zona de Al Amria.

Los enfrentamientos entre ambos bandos prosiguen en el sur, suroeste, oeste y noroeste de la ciudad, acompañados con bombardeos de la aviación rusa y siria contra las posiciones de los yihadistas.

"Nuestras fuerzas continúan avanzando hasta que liberemos cada palmo de esta tierra"

En la zona este de Siria, el Estado Islámico controla la mayoría de las provincias del valle del Éufrates de Deir al-Zor y Raqqa. "Nuestras fuerzas continúan avanzando hasta que liberemos cada palmo de esta tierra pura", dijo un soldado a la televisión estatal.

El ejército sirio recuperó el pasado viernes el control de la ciudadela de Fajr Edin al Maani y el llamado monte de Syriatel, donde hay una torre de telecomunicaciones. Las tropas lograron situarse a sólo 500 metros del aeropuerto de Palmira, pero hasta el momento no han podido retomar este lugar, según el Observatorio.

Rusia apoya la ofensiva siria con 41 incursiones en Palmira

Por su parte, los aviones de combate rusos han llevado a cabo 41 incursiones en Siria esta semana, entre el martes y el jueves, en apoyo a la ofensiva del Ejército sirio para recuperar Palmira, patrimonio de la Humanidad y territorio conquistado por el autodenominado Estado Islámico hace casi un año, según han informado varias agencias de noticias rusas.

Citando fuentes del Ministerio de Defensa rusas, las agencias sostienen que estas incursiones han acabado con la destrucción de 146 objetivos del grupo terrorista. Defensa ha asegurado, en comentarios separados, que se han registrado siete violaciones del alto el fuego en las últimas 24 horas en la provincia siria de Latakia, pero que el cese de las hostilidades se está, "en general", cumpliendo.

Esta tregua, que cuenta con el respaldo de Naciones Unidas y Rusia, cubre la mayor parte de Siria, aunque no están incluidas las áreas controladas por el autodenominado Estado Islámico.

El EI ocupó Palmira el pasado 20 de mayo y desde entonces ha destruido parte de sus ruinas grecorromanas, que son Patrimonio Mundial de la Unesco. Conocida como "la novia del desierto" y localizada en un oasis, Palmira fue en el pasado uno de los centros culturales más importantes del mundo antiguo y punto de encuentro de las caravanas en la Ruta de la Seda.