Publicado: 29.12.2015 09:17 |Actualizado: 29.12.2015 18:50

Bélgica detiene a dos supuestos terroristas que iban a atentar en Bruselas en Nochevieja

Durante la operación policial, realizada entre el domingo y el lunes, fueron arrestadas seis personas, de las que cuatro ya han quedado en libertad.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Policías belgas hacen guardia en la Grand Place de Bruselas tras la detención de dos sospechosos de planear un ataque en Bruselas en la víspera de Año Nuevo. REUTERS / Francois Lenoir

Policías belgas hacen guardia en la Grand Place de Bruselas tras la detención de dos sospechosos de planear un ataque en Bruselas en la víspera de Año Nuevo. REUTERS / Francois Lenoir

BRUSELAS.— La Policía belga ha detenido hoy a dos personas sospechosas de planificar un atentado durante las celebraciones de fin de año en varios lugares "emblemáticos" de Bruselas, donde continúa la alerta por amenaza terrorista en el nivel 3 y el despliegue militar en las calles.

Durante la operación, llevada a cabo entre el domingo y el lunes, fueron arrestadas un total de seis personas en la región metropolitana de Bruselas y en la vecina Lieja. Las autoridades dejaron en libertad a cuatro de estos sospechosos y mantienen bajo custodia a los dos restantes, sospechosos de planificar los atentados y cuya identidad no se ha precisado para no perjudicar a la investigación.



Las fuerzas de seguridad llevaron a cabo varios registros el domingo y lunes en la región de Bruselas y de Lieja, así como en el Brabante Flamenco, a petición de un juez de instrucción de Bruselas especializado en terrorismo.

La Policía localizó durante los registros material informático, ropa militar y material propagandístico del grupo terrorista Estado Islámico que está bajo examen, aunque no se hallaron ni armas ni explosivos.

La Fiscalía ha descartado que este operativo guarde relación con los atentados perpetrados el pasado 13 de noviembre en París. Hasta ahora, la Policía belga ha detenido a nueve personas por su presunta relación con esta cadena de ataques, reivindicados por Estado Islámico.

Según los diarios del grupo 'Mediahuis', los arrestados tenían como objetivo la propia Policía belga, en concreto la Comisaría General cercana a la turística Grand Place, en el centro de Bruselas, sobre la que habrían lanzado "amenazas concretas".

Aunque la Fiscalía no ha confirmado esta información, el Órgano de Coordinación para el Análisis de las Amenazas (OCAM) ha decidido elevar el nivel de alerta para las comisarías en Bruselas del 2 al 3, hasta el próximo 4 de enero.

En una entrevista al diario Le Soir, el ministro del Interior belga, Jan Jambon, subrayó que el nivel de alerta 3 de cuatro posibles en el país se mantendrá "el tiempo que sea necesario".

A raíz de los atentados del 13 de noviembre en París, la amenaza terrorista pesa sobre Bélgica, desde donde se organizaron, en parte, los ataques y donde vivía, entre otros sospechosos, uno de los presuntos terroristas más buscados, Salah Abdeslam.

"No descartamos que (Abdeslam) pueda estar en Bélgica", dijo Jambon, quien manifestó su "sorpresa" por "el amplio apoyo del que parece aprovecharse" el presunto terrorista "para esconderse durante tanto tiempo".

La Policía belga ha inculpado a un total de nueve personas en el marco de la investigación de París, entre ellos a Ali Oulkadi, quien supuestamente condujo a Abdeslam de los distritos de Laeken a Schaerbeek en Bruselas, el 14 de noviembre, después de que éste fuera trasladado desde París por otros dos sospechosos, Hamza Attou y Mohamed Amri, también detenidos.

Desde entonces se le perdió la pista al fugitivo y se suceden las operaciones policiales en toda Europa destinadas a su búsqueda, de momento sin éxito. La operación que ha comunicado este martes la Fiscalía "no está vinculada" a los ataques de París y continúa abierta.

Mientras tanto, la vida sigue su curso en Bruselas, aunque las fiestas y las compras navideñas han estado teñidas por la presencia de militares en las calles, que el Gobierno ha decidido mantener, al menos un mes más, con un total de 700 efectivos.

El ministro del Interior ha dado además más detalles sobre las nuevas medidas antiterroristas que se pondrán en marcha a partir del 1 de enero, entre ellas un "plan global" para reforzar la seguridad en el distrito bruselense de Molenbeek, centrado en tres ejes principales.

"Tolerancia cero y seguimiento de los excombatientes extranjeros, presencia policial reforzada y lucha reforzada contra la economía sumergida, el tráfico de drogas, de armas y falsedad documental", precisó Jambon en declaraciones que recoge la cadena de televisión RTL.

El ministro dijo que el plan se centrará en Molenbeek porque "se ha constatado la presencia de muchos yihadistas retornados", aunque "la situación es comparable a la de otros barrios", cercanos al Canal, a los que también se extenderá el plan.

La acción antiterrorista concierne así a un total de siete distritos: Saint-Gilles, Anderlecht, Molenbeek, Bruselas Centro, Koekelberg, Schaerbeek y Saint-Josse.

También el 1 de enero se activará el "banco dinámico de datos", una base de datos que las autoridades nacionales y locales podrán completar con nuevas informaciones sobre presuntos yihadistas y miembros del Estado Islámico.

Esta medida tendrá que tramitarse a través del OCAM, que tiene una base de datos con 420 personas radicalizadas.

Etiquetas