Publicado: 28.03.2016 12:06 |Actualizado: 28.03.2016 12:33

Bélgica inculpa a otros tres hombres por actividades terroristas

Desde los atentados yihadistas del 22 de marzo, el país ha inculpado ya a siete personas. Las víctimas mortales del ataque aumentan a 35

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Activistas de varias organizaciones paraguas de mezquitas y musulmanes se congregan para mostrar su apoyo a las víctimas de los atentados de Bruselas en el Dam, Amsterdam. EFE

Activistas de varias organizaciones paraguas de mezquitas y musulmanes se congregan para mostrar su apoyo a las víctimas de los atentados de Bruselas en el Dam, Amsterdam. EFE

Tres personas más han sido inculpadas en Bélgica por participar en actividades de un grupo terrorista en el marco de una operación judicial llevada a cabo este domingo, ha informado hoy la Fiscalía federal.

Los tres inculpados responden a los nombres de Yassine A., Mohamed B. y Aboubaker O, según el Ministerio Público.

La Fiscalía no precisó si esta operación está vinculada a los atentados del 13-N en París, a los de Bruselas del pasado martes, o a la preparación de un atentado que no llegó a producirse en la periferia de París la semana pasada. "En interés de la investigación, ninguna otra información será comunicada por el momento", se limitó a decir la Fiscalía. Una cuarta persona que fue detenida en esta operación ya ha sido puesta en libertad sin llegar a ser inculpada.

Desde los atentados en Bruselas el pasado martes, han sido inculpadas siete personas. Dos de ellas, Fayçal Cheffou y Abubaker A., estarían relacionadas con los atentados de Bruselas. Otras dos, Rabah N. y Abderamane A., con la preparación del atentado en la periferia de París.



Por su parte, la ministra de Sanidad belga ha informado de que la cifra de víctimas mortales del atentado del pasado 22 de marzo ha aumentado hasta 35, al haber fallecido cuatro de los heridos que estaban más graves. "El equipo médico hizo lo que pudo. Coraje para los familiares", señaló Maggie De Block en un tuit.

La Fiscalía federal belga detuvo el domingo a 9 personas tras efectuar trece nuevos registros en distintas ciudades de la provincia flamenca de Amberes y de la región de Bruselas, aunque seis de ellos han sido puestos finalmente en libertad.