Publicado: 24.03.2016 20:09 |Actualizado: 24.03.2016 20:22

Bélgica rebaja la alerta terrorista

El Gobierno belga reduce el nivel de amenaza de 4, el máximo, a 3 porque "no hay riesgo inminente" de atentados. El aeropuerto de Bruselas seguirá cerrado hasta el lunes.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El ministro belga de Interior, Jan Jambon. - EFE

El ministro belga de Interior, Jan Jambon. - EFE

BRUSELAS.- El ministro belga de Interior, Jan Jambon, ha anunciado este jueves que su Gobierno ha decidido rebajar en un grado la alerta terrorista, que estaba en su nivel máximo, porque "no hay amenazas inminentes" de atentados.

Jambon explicó, en declaraciones al canal RTL, que el Consejo Nacional de Seguridad se había reunido esta tarde y el Órgano de Coordinación para el Análisis de la Amenaza (OCAM) había "decidido reducir el nivel de amenaza a 3", de una escala de 4.



Sin embargo, el aeropuerto de Bruselas-Zaventem, donde se produjo uno de los dos atentados, seguirá cerrado al tráfico de pasajeros al menos hasta el próximo lunes. En su cuenta de Twitter, el aeropuerto indicó que las operaciones de las aerolíneas comerciales siguen suspendidas hasta el domingo 27 incluido, y pidió a los pasajeros que se pongan en contacto con sus compañías para obtener información.

Una portavoz precisó que no pueden siquiera avanzar cuándo estarán en disposición de anunciar la reapertura del principal aeropuerto de Bélgica, con alrededor de 600 vuelos al día y entre 50.000 y 60.000 pasajeros. La portavoz señaló que la policía científica aún trabaja en la zona de salidas de la terminal donde se produjo la doble explosión, de forma que el personal de Bruselas-Zaventem todavía no ha podido acceder para evaluar los daños estructurales que ha podido sufrir el edificio. Esa evaluación "es bastante crucial" para determinar la reanudación de la actividad.

Desde ayer sí que han vuelto a utilizar Bruselas-Zaventem aviones de carga y aviones privados. Las compañías que normalmente operan allí han desplazado una parte de sus operaciones a otros aeropuertos de Bélgica (principalmente Charleroi, Lieja y Amberes), pero también del extranjero.