Publicado: 26.11.2015 20:03 |Actualizado: 26.11.2015 20:03

Bélgica rebaja un escalón el nivel de alerta en Bruselas, tras las falsas alarmas de este jueves

El primer ministro belga, Charles Michel, afirma que "la situación es grave, pero no es tan inminente como se evaluó previamente".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Bomberos y miembros de la brigada de descontaminación en la Gran Mezquita de Bruselas, tras encontrar unos sobres que contenían "polvo sospechoso" en el interior de la mezquita

Bomberos y miembros de la brigada de descontaminación en la Gran Mezquita de Bruselas, tras encontrar unos sobres que contenían "polvo sospechoso" en el interior de la mezquita.

BRUSELAS.- Bélgica ha rebajado a 3 el nivel de amenaza de seguridad para Bruselas tras casi una semana en máxima alerta como consecuencia de los atentados del Estado Islámico en París.

"La situación es grave, pero de acuerdo a las indicaciones de los servicios de seguridad, no es tan inminente como se evaluó previamente", dijo el primer ministro belga, Charles Michel, en una rueda de prensa. Michel ha dicho que la policía y los soldados permanecerán en las calles de la capital, pero que el metro, reabierto parcialmente el pasado miércoles, abrirá totalmente a partir de la mañana del viernes.

La reducción a nivel 3 -una amenaza posible y probable- desde 4 -una amenaza "inminente", muy seria- deja a la capital en la misma situación del resto del país, a pesar de las dos falsas alarmas que han tenido lugar este jueves.



La primera ha tenido lugar cuando las fuerzas policiales belgas han cortado una autopista para llevar a cabo una operación antiterrorista. La segunda alarma ha saltado cuando unos sobres de polvos blancos encontrados en la Gran Mezquita de Bruselas, que finalmente resultaron ser harina, obligaron a activar una alerta por ántrax.

Inmediatamente después de los ataques del 13 de noviembre en París, Bélgica elevó su alerta de seguridad a nivel 3. El Gobierno decidió relevar al nivel máximo de alerta en Bruselas el pasado viernes por la noche, al considerar que existía un riesgo "real e inminente" de que se cometieran en la capital belga atentados similares a los cometidos en la capital francesa.

La escala de peligro se mantuvo en el 3 en el resto del país, porque las autoridades consideraron que los objetivos potenciales eran ejes comerciales, eventos multitudinarios y los transportes públicos únicamente en Bruselas. El nivel 3 implica que el riesgo de atentado es "posible y verosímil".

Como medida de prevención y mientras se desplegaban los efectivos policiales y militares necesarios para reforzar la seguridad, el Gobierno ordenó el cierre de la red de Metro y de los centros escolares y universitarios bruselenses.

El miércoles, sin embargo, se reabrieron los centros educativos y el suburbano retomó parcialmente su actividad, pese a que se había asegurado el nivel de alerta máximo se prorrogaría hasta el lunes próximo si no había cambios sustanciales en la lucha antiterrorista.

Hasta el momento son cinco los individuos en prisión acusados de pertenencia a grupo terrorista y participación en actividad terrorista, por su presunta relación con los atentados de París, según datos de la Fiscalía federal.

Este jueves se han llevado a cabo varios registros en Bélgica, al menos uno en Auvelais, en la provincia de Namur, y otro en Verviers, en la provincia de Lieja, pero ninguno de ellos ha concluido con arrestos, según informan los medios belgas.