Público
Público

Berlusconi consigue otro aplazamiento del 'caso Mills'

El exprimer ministro se queda dormido durante la audiencia del caso en el que está imputado por corrupción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sentarse dos veces en cuatro días en el banquillo de los acusados del Tribunal de Milán debe ser un esfuerzo demasiado duro para Silvio Berlusconi, quien ayer en una nueva audiencia por el caso Mills, en el que está imputado por corrupción en acto judicial, no pudo evitar quedarse dormido durante 15 minutos.

Eso que la cita prometía, ya que se esperaba que conociera por primera vez, según él, al abogado británico David Mills, condenado en 2009 a cuatro años y medio de cárcel por haber aceptado un soborno de 600.000 dólares del ex primer ministro para que testificara a su favor en dos juicios a finales de los noventa.

Pero los fiscales, que pretendían interrogarle ayer por videoconferencia desde Londres, no consiguieron hacerlo y vieron cómo la cita se aplazó hasta el 19 de diciembre gracias a una nueva treta de la defensa. Los abogados de Berlusconi, Piero Longo y Niccolò Ghedini, solicitaron al tribunal que Mills sea tratado como testigo asistido en lugar de hacerlo como testigo simple, lo que permitiría al británico no responder a todas las preguntas. Los letrados contratados por Mills apoyaron también esta postura, abriendo en la sala un arduo debate sobre cuál debía ser el procedimiento idóneo para el interrogatorio.

El objetivo es ahogar un caso condenado a no llegar a una sentencia porque el delito del que está acusado Berlusconi prescribe en febrero. 'Es difícil no dormirse cuando está claro que este proceso acabará en la nada. Me impresiona la obstinación del tribunal, que hace perder el tiempo a personas pagadas por los contribuyentes y a otras pagadas por mí', dijo Il Cavaliere. Mills tampoco llegó a cumplir su condena, por prescripción del delito.