Público
Público

Berlusconi, sin condón

El semanario 'L'Espresso' reproduce otras cuatro conversaciones entre 'Il Cavaliere' y Patrizia D'Addario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras una primera tanda de grabaciones, el semanario 'L'Espresso' reproduce otras cuatro conversaciones entre el primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, y la prostituta de lujo Patrizia D'Addario. Una de ellas reproduce las palabras que intercambiaron la mañana del 5 de noviembre de 2008 tras pasar la noche juntos.

La nueva publicación llega un día después de que el mismo semanario sacara a la luz una primera tanda de grabaciones. D'Addario las realizó a escondidas durante sus encuentros con Berlusconi.

Algunas de las conversaciones registradas son telefónicas, mientras que otras fueron registradas dentro del Palacio Grazioli, la residencia romana de Berlusconi. También fueron publicadas algunas de las conversaciones que la prostituta mantuvo con Giampaolo Tarantini , el hombre que la puso en contacto con el 'premier'.

En uno de los diálogos publicados este martes, Tarantini explica a D'Addario que Berlusconi no suele usar preservativo. Ante la sorpresa de ella, el negociador le asegura que se puede fiar porque se trata del primer ministro.

En otra de las grabaciones, realizada poco después del inicio de la crisis económica, Berlusconi presume ante sus invitados de su nuevo cargo como presidente de turno del G-8, al que define como el organismo que gobierna la economía del mundo.

Hace unas semanas, D'Addario presentó estas conversaciones ante la Justicia italiana como prueba de los encuentros que mantuvo con el primer ministro en el marco de la investigación que está llevando a cabo la Fiscalía de Bari (sur) sobre el presunto pago de dinero a mujeres jóvenes para que participaran en las fiestas que 'Il Cavaliere' ofrecía en sus residencias privadas.

Ya el lunes, los abogados de Berlusconi recordaron que el material publicado forma parte de una investigación judicial y por tanto está sujeto a secreto, motivo por el que se iniciarán acciones legales contra todos aquellos medios de comunicación que las publiquen.

La divulgación de estas informaciones ha vuelto a provocar un fuerte escándalo en Italia. Desde el principal partido de la oposición, el Partido Demócrata (PD), se pidió a Berlusconi que aclare lo sucedido dada la 'realidad desoladora que emerge de estas cintas', según declaró a los medios el responsable de comunicación del PD, Paolo Gentiloni.

Además de los testimonios de D'Addario y de otras chicas, la prensa también ha publicado las fotografías que fueron realizadas sin permiso por un paparazzi en Villa Certosa, la mansión que Berlusconi posee en la isla de Cerdeña. Algunas de ellas muestran a los invitados de 'Il Cavaliere' completamente desnudos.