Público
Público

Berlusconi, declarado en rebeldía por no ir al juicio por el caso 'Ruby'

El Tribunal de Milán se ha limitado a fijar la próxima audiencia para el 31 de mayo. 'Il Cavaliere', ausente "por motivos institucionales"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A veces siete minutos bastan para captar muchas señales. Es lo que duró la primera audiencia del juicio por el caso Ruby, en el que el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, está imputado por abuso de poder y prostitución de menores.

Il Cavaliere, como ya se esperaba, no se presentó en la sala. Y tampoco lo hicieron sus fieles defensores, Niccolò Ghedini y Piero Longo, que mandaron al abogado Giorgio Perroni en su lugar para que entregara a las tres juezas de la sección IV del Tribunal de Milán una carta explicativa con el motivo de su ausencia.

Berlusconi estaba muy ocupado este miércoles, pero se comprometió a asistir a las próximas sesiones y dio su permiso para proceder. No pudo evitar, eso sí, que las magistradas le declararan en rebeldía.

Y visto que ni siquiera se presentó en la sala Karima el Mahroug, alias Ruby, la joven marroquí con la que, según la Fiscalía, el premier mantuvo relaciones sexuales a cambio de dinero cuando aún no contaba 18 años, lo que parecía que iba a ser el juicio del siglo (a juzgar por los 150 periodistas acreditados), acabó siendo pospuesto hasta el 31 de mayo.

La primera señal, por tanto, es que Berlusconi no piensa dejarse juzgar tan fácilmente. El proceso se inició con el órdago que el Gobierno había lanzado a la Fiscalía de Milán el día anterior en el Parlamento, donde se aprobó la presentación de un conflicto de atribuciones ante el Tribunal Constitucional con el único objetivo de quitar toda legitimidad al juicio.

Las ausencias del primer ministro y de sus abogados, que basan la defensa en que Il Cavaliere no se acostó con Ruby y que solicitó su puesta en libertad de una comisaría de Milán donde estaba detenida en mayo del año pasado pensando que era la nieta del ex dictador egipcio Hosni Mubarak, es buena prueba de ello.

También se puede apreciar que la propia Ruby no tiene intención de jugar ningún papel estelar en el proceso. Su abogada, Paola Boccardi, comunicó al Tribunal que la joven "no se constituirá como parte civil contra el presidente Berlusconi porque eso significaría reconocer que Ruby iba a Arcore a prostituirse". 

Como explicó Boccardi, "ella con toda esta historia ha sufrido daños de los no podrá pedir reparación a nadie". Se refería al hecho de que "haya sido tratada en todo el mundo como prostituta cuando no hay ningún tipo de pruebas, sino presunciones".

Es más preocupante, desde el punto de vista de la acusación, que ninguno de los funcionarios que estaban aquella noche en la comisaría fuera al juicio. Algo que maravilló a Perroni, que celebró su ausencia y aseguró que "se demostrará la inocencia de Berlusconi con respecto a los dos delitos que se le atribuyen".

Además, con el aplazamiento hasta finales del mes que viene, se sobreentiende que los otros tres procesos judiciales abiertos contra el premier (Mediaset, Mills y Mediatrade) van a suponer un condicionante a la hora de fijar las próximas audiencias. Il Cavaliere comunicó que, por problemas de agenda, sólo puede ir a los juzgados los lunes y aunque de las siete vistas celebradas hasta ahora sólo haya ido a una, el Tribunal está dispuesto a hacer un esfuerzo para tenerle en el aula. 

Otro de los temas del día ha sido la campaña que ha lanzado la prensa de Il Cavaliere contra Ilda Bocassini, una de las fiscales que ha guiado la investigación, por incluir en la acusación tres pinchazos telefónicos al propio primer ministro. Il Giornale hoy publica en su portada una fotografía de Boccasini pidiendo que se la procese.

Los abogados de Berlusconi insinúan que la Fiscalía ha filtrado las actas a los medios La información la publicó ayer Il Corriere della Sera y es un error importante ya que al tratarse de un parlamentario, la Fiscalía tendría que haber pedido permiso al Parlamento para incluirlas.

En una de esas conversaciones, Berlusconi hablaba con Nicole Minetti, consejera del Pueblo de la Libertad en Lombardía imputada por inducción a la prostitución. La mujer le contaba que Ruby había decidido denunciar a la brasileña Michele Conceiçao con la cual convivió durante un tiempo, por inducirla a la prostitución, a lo que Il Cavaliere respondió: "¿Una que se da así misma de puta? Es una historia de locos".

El fiscal jefe de Milán, Edmondo Bruti Liberati, hizo un comunicado asegurando que las actas del sumario sólo están en poder de la defensa. A lo que el abogado Ghedini contestó, "la defensa y la Fiscalía", insinuando que han sido los fiscales los que lo han filtrado a los medios.

Que Berlusconi no está para nada preocupado por los cuatro procesos judiciales abiertos contra él lo demuestra la última gracia que soltó el pasado sábado después del partido Inter- Milan. Antes de meterse en su coche Il Cavaliere se dirige a los periodistas: "¿Habéis visto los últimos sondeos? Han hecho una encuesta entre mujeres de 20 a 30 años, preguntándole si se acostarían con Berlusconi. El 33% dijo que sí y el otro 67% dijo, otra vez".