Público
Público

Berlusconi se erige en adalid de la democracia y dice que "la prima de riesgo es una estafa"

'Il Cavaliere' asegura que siempre ha gozado de muy buena reputación en Europa y que el ataque de los mercados sólo quería derrocarle e instaurar una tecnocracia. Monti, representante de ello, vuelve a avisar contra el popul

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuando Mario Monti, un tecnócrata  que ocupa la presidencia del Gobierno italiano sin haber votado, alertaba el pasado sábado tras anunciar su dimisión de que Italia podía caer presa de los populismos se refería a esto: 'Sobre la prima de riesgo, dejemos de hablar de esta estafa. Nunca se había escuchado hablar de la prima de riesgo. Sólo se habla de ello desde hace un año. Y a quién le importa los intereses que se pagan a los inversores que compran nuestra deuda en comparación con los que pagan los inversores por la deuda alemana'. 

El que habla es Silvio Berlusconi que con su populismo de siempre está intentando comprar a un electorado que, pese a estar profundamente decepcionado con él, no soporta más que a cada punto de subida de la prima le corresponda un recorte en sus derechos. Il Cavaliere, como lleva haciendo desde el viernes, cuando su delfín Angelino Alfano anunciara en la Cámara Baja la retirada del apoyo del Pueblo de la Libertad (PdL) a Monti, ha vuelto a ocupar los medios para transmitir su mensaje.

Hoy lo ha hecho en uno de sus canales, Canale 5, durante La telefonata que a diario hace uno de sus periodistas de cabecera, Maurizio Belpietro. El exprimer ministro condenado a un año de cárcel por fraude fiscal e imputado por prostitución de menores y abuso de poder, ha dado clases de democracia desde su altavoz: 'La prima de riesgo es una estafa con la que se ha intentado tumbar a la mayoría que había sido votada por los ciudadanos y que gobernaba el país'.

Independientemente de que las palabras de Berlusconi tengan más o menos sentido, es cierto que con él volvería el populismo más ácido. Pero el suyo, y otros que puedan surgir, son también una consecuencia de la tecnocracia que representa Monti y que ha sido impuesta por Bruselas.Por otra parte, a la prima de riesgo sí que le intriga que Berlusconi pueda volver a optar a Palazzo Chigi y ayer lo demostró aumentando 30 puntos en un día en el que también se resintieron las bolsas europeas, sobre todo la italiana y la española.

Berlusconi, como si nunca hubiera salido de su cuento, siguió relatando el país de las maravillas que él dejó y lo buen gobernante que les parecía a todos los líderes mundiales. 'Cuando yo representaba a Italia en Europa, era entre los dos o tres jefes de Gobierno más acreditados. El único que llegaba desde la trinchera del trabajo [...] Aunque  lo que es verdad es que me oponía a las peticiones alemanas como las que han arrastrado a Grecia casi a la guerra civil'.

'Cuando yo representaba a Italia en Europa, era entre los dos o tres jefes de Gobierno más acreditados' Políticas dictadas desde Alemania y ejecutadas por el malvado Monti, quien, según Il Cavaliere, adalid de la transparencia, ha seguido 'la política germanocéntrica que Europa ha intentado imponer a Italia y al resto de Estados'.

Casi en paralelo, Monti aparecía en directo en Rai1 para hablar de la actualidad. El profesor de la Bocconi ha repetido aquello de que hay que tener cuidado con los populismos; que 'ni el centroderecha ni el centroizquierda habrían sido capaces de hacer las profundas reformas que se han hecho en tan poco tiempo'; y que era de locos pensar -'alguien que entienda un poco de economía', dijo- que, en la situación que está el país, sus políticas hubieran podido producir crecimiento económico alguno. Pero que la derecha de Berlusconi, en los dos años anteriores y en sus gobiernos anteriores nunca lo había logrado.

'Hace 13 meses Italia estaba en una situación muy muy difícil. Hoy, si se echa un vistazo a los informes de la Comisisón y de otras instituciones podemos decir que nos han prmocionado. El coste es que no ha habido crecimiento económico, pero me pregunto cómo habría sido posible salvar a Italia de terminar ocmo Grecia y hacerla crecer. Esta receta se debería haber aplicado unos años antes, cuando no había que salvarse de nada', dijo Monti.

'Me pregunto cómo habría sido posible salvar a Italia de terminar ocmo Grecia y hacerla crecer', dice Monti El tecnócrata ya no descarta apuntarse al carro político, pero las opciones serias a derecha e izquierda son pocas. Sí puede seguir presionando a Berlusconi en el Parlamento, intentando aprobar el decreto de Desarrollo Económico -previo a los Presupuestos- con una moción de confianza (que obtendría) y dejando a Il Cavaliere poco margen de maniobra si llegara a ser reelegido.

Posibilidad ésta que parece cada vez más lejana. El sondeo del informativo de La 7 anoche daba más de un 33% al centroizquierda. A Berlusconi, sólo un 15%.