Público
Público

Berlusconi se expone a un nuevo juicio por violar el secreto profesional

Un periódico de 'Il Cavaliere' filtró una grabación que implicaba a la izquierda y dio votos a Forza Italia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cerco legal en torno a Silvio Berlusconi se ha cerrado aún más después de que la jueza Stefania Donadeo solicitara ayer a la Fiscalía de Milán el envío a juicio del primer ministro italiano por un presunto delito de violación del secreto profesional. Según el informe emitido por la magistrada, Il Cavaliere se benefició de la publicación en Il Giornale, periódico de su propiedad, de una noticia que involucraba a Piero Fassino, entonces líder de los Demócratas de Izquierdas, en la adquisición ilícita del Banco BNL por la aseguradora Unipol a finales de 2005. La filtración provocó que Forza Italia, la formación de Berlusconi en aquella época, remontara en las elecciones de 2006 y estuviera a punto de arrebatarle el Gobierno a Romano Prodi, pese a haber registrado mínimos históricos en intención de voto.

Donadeo rechaza de esta manera el archivo de la causa contra Berlusconi, tal y como habían solicitado los fiscales milaneses en diciembre del año pasado, asegurando que la filtración de aquella noticia 'fue un regalo para el primer ministro dada la cercanía de las elecciones'.

Si la petición judicial prospera, será el quinto proceso del primer ministro

La historia se remonta al 31 de diciembre de 2005. Aquel día, Il Giornale titulaba su primera página con un enigmático '¿Entonces, tenemos un banco?'. El autor de la frase era Fassino en una conversación telefónica con el administrador de Unipol, Giovani Consorte, sobre la adquisición de BNL. La llamada había sido pinchada por la Fiscalía de Milán, que estaba investigando a la aseguradora por otro delito, y acabó con la suspensión de la compra de BNL por especulación.

La clave del caso es que aquel pinchazo telefónico, que había sido efectuado hace seis años, era secreto porque las actas de la acusación contra Unipol aún no habían sido depositadas por los fiscales y, por tanto, no había sido transcrito.

La conversación grabada llegó a manos de Berlusconi y de su hermano Paolo el 24 de diciembre de 2005 en una memoria USB que Roberto Raffaeli, administrador de Research Control System, la empresa a la que la Fiscalía había encargado los pinchazos, les entregó en la mansión de Arcore. Y de ahí a Il Giornale, que entonces dirigía el gran amigo de Il Cavaliere, Maurizio Belpietro, para el que ayer la jueza también solicitó el juicio.

Una actriz se negó a acostarse con Berlusconi a cambio de dirigir San Remo

Ahora la Justicia italiana deberá designar a otro juez para llevar el caso y tendrá que decidir si Berlusconi es juzgado finalmente o no. En caso afirmativo, se trataría del quinto proceso abierto contra Il Cavaliere.

La decisión de Donadeo está cargada de ironía porque, según publicaban los medios ayer, el presidente de la República, Giorgio Napolitano, se negó el miércoles a aceptar un decreto ley que prepara el Gobierno de Berlusconi para prohibir la publicación de pinchazos telefónicos en los periódicos.

La maniobra iba orientada a frenar otro escándalo que se avecina. La Fiscalía de Bari depositó ayer las actas del denominado caso Escort, la red de prostitución en torno a las fiestas del primer ministro ideada por Giampaolo Tarantini, empresario acusado de chantajear a Berlusconi en otra investigación de la Fiscalía de Nápoles.

En total, hay ocho personas investigadas y más de 100.000 pinchazos telefónicos. Algunos salieron ayer a la luz y revelan cómo Taran-tini intentó convencer sin éxito a la actriz Manuela Arcuri de que se acostara con el primer ministro porque eso la llevaría al Festival de San Remo, o cómo Berlusconi le pregunta a Tarantini '¿A quién me traes hoy?'.