Público
Público

Berlusconi llama a los italianos a "rebelarse" contra la "opresión de los jueces" y el "odio de la izquierda"

En un videomensaje antes de que el Senado vote a favor de su expulsión, el ex primer ministro lanza una llamada subversiva "a los italianos que quieren seguir siendo libres". Resucita Forza Italia pero no dice nada del Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lleva 20 años diciéndose víctima de una conspiración de jueces de izquierda y hoy lo ha vuelto a repetir pero quizá el de este miércoles es uno de los mensajes más violentos que Silvio Berlusconi ha lanzado en su carrera política.

En un mensaje de vídeo grabado emitido por los principales canales, como si de un dictador acorralado se tratara, Il Cavaliere ha llamado a los italianos a 'rebelarse, despertarse e indignarse' contra la 'opresión de la magistratura' y una izquierda 'del odio' que 'no ha conseguido vencerme en las urnas y quiere quitarme de en medio en los tribunales'.

'Es la última llamada antes de la catástrofe', dijo el ex primer ministro, que confirmó de una vez por todas la refundación de Forza Italia, el partido que le aupó al poder en 1994, pero que sin embargo no ha dicho ni una palabra sobre el futuro del Gobierno de coalición que pactó con Enrico Letta. El Senado vota esta tarde su expulsión tras la condena a cuatro años de cárcel por fraude fiscal y su inhabilitación de la cosa pública.

'La nuestra es una democracia a medias con una magistratura politizada que goza de una total irresponsabilidad e inmunidad y que se ha transformado en un contrapoder en grado de condicionar a los poderes ejecutivo y legislativo', dijo Berlusconi que defendió que 'después de 41 procesos en los que no han llegado a ninguna sentencia en firme [gracias a sus leyes escudo y a la prescripción en muchos casos] y ahora se creen que han conseguido sacarme de la vida política con una sentencia política y monstruosa que por mucho que piensen que lo han conseguido podría no ser definitivo porque en el momento justo pediré la revisión de la sentencia en Italia y en Europa'.

Después de reiterar su inocencia y criticar la última sentencia por la compra irregular de la editorial Mondadori, Berlusconi dijo sentirse 'orgulloso de haber impedido que la izquierda, que nunca ha renunciado a su ideología, que nunca ha llegado a ser una verdadera socialdemocracia, que es la izquierda de la envidia, el rencor y el odio, llegue al poder'. Y por eso, según él, 'insisten en querer quitarme de en medio con una sentencia científica y mostruosa visto que no lo han conseguido con los instrumentos de la democracia'.

En ese momento, Il Cavaliere pidió a los italianos que abran los ojos y salten con él al campo de la política 'para combatir a esta izquierda y su uso de la magistratura con fines políticos'. 'No queremos ni podemos permitir que Italia esté encerrada en la jaula de una justicia enferma [...] Reaccionad, protestad, rebelaos, haced algo grande para revertir la situación. Ha llegado el momento de despertar, preocuparse, indignarse, rebelarse', exhortó. Y ahí es donde entra Forza Italia, que él define como el partido del amor y la libertad con el que conseguir 'la victoria sobre la envidia y el odio', que en Italia 'perduren los valores de la sociedad cristiana y de la familia'. Una 'última llamada antes de la catástrofe', dijo, 'a los italianos que creen que nuestra democracia está en peligro [...] para liberarnos de la opresión judicial, fiscal y burocrática'.